• Chile anula cumbres de APEC y de clima por el estallido social
Publicada: miércoles, 30 de octubre de 2019 22:26
Actualizada: miércoles, 30 de octubre de 2019 22:52

Chile canceló próxima cumbre del Foro de Cooperación Económica Asia-Pacífico y cumbre mundial del clima de ONU COP25 por el estallido social que vive el país.

“Nuestro Gobierno, con profundo dolor, porque este es un dolor para Chile, ha resuelto no realizar la cumbre del Foro de Cooperación Económica Asia-Pacífico (APEC, por sus siglas en inglés), (...) y tampoco la cumbre de la COP 25 (Conferencia sobre Cambio Climático de la Organización de las Naciones Unidas, ONU)”, ha anunciado este miércoles el mandatario chileno, Sebastián Piñera, en una rueda de prensa en La Moneda, acompañado por los ministros de Relaciones Exteriores, Teodoro Ribera, y de Medio Ambiente, Carolina Schmidt.

El APEC, que es un foro de cooperación económica y técnica integrado por 21 miembros, entre ellos Rusia, China, Estados Unidos y Chile, opera sobre la base de compromisos no vinculantes y un diálogo abierto. Además, tiene como principal objetivo promover la cooperación, el crecimiento, la facilitación y liberalización del comercio y las inversiones en la región de Asia-Pacífico e iba a realizarse los días 16 y 17 de noviembre en Santiago (capital chilena).

La COP es un encuentro mundial de las Naciones Unidas sobre el cambio climático, que reúne a más de 190 países y cuya edición de este año en curso estaba previsto que tuviera lugar en Chile entre los días 2 y 13 de diciembre. Se esperaba que el evento contara con la presencia de cerca de 25 000 delegados, junto a la activista sueca Greta Thunberg, para presionar por medidas más ambiciosas que permitan rebajar las emisiones de carbono que provocan el calentamiento global, fenómeno que impacta fuertemente a Chile.

Nuestro Gobierno, con profundo dolor, porque este es un dolor para Chile, ha resuelto no realizar la cumbre del Foro de Cooperación Económica Asia-Pacífico (APEC, por sus siglas en inglés), (...) y tampoco la cumbre de la COP 25 (Conferencia sobre Cambio Climático de la Organización de las Naciones Unidas, ONU)”, anuncia el mandatario chileno, Sebastián Piñera.

“Sentimos y lamentamos profundamente los problemas e inconvenientes que los problemas de esta decisión significarán tanto para la APEC como para la COP, pero como presidente de todos los chilenos tengo siempre que poner los problemas y los intereses de los chilenos, sus necesidades y sus esperanzas por delante. (…) Esta ha sido una decisión muy difícil que nos causa mucho dolor, porque entendemos la importancia del APEC y la COP para Chile y el mundo, la decisión se centró en el sentido común y poner por delante a sus compatriotas”, ha agregado el presidente latinoamericano.

LEER MÁS: Presidente de Chile: “Estamos en guerra contra un enemigo poderoso”

En este sentido, la directora ejecutiva del APEC, Rebecca Santa María, ha expresado, a su vez, su apoyo a la decisión de Piñera y le ha agradecido el “abogar incansablemente por un crecimiento más inclusivo a lo largo de este año en que fue país anfitrión” de este foro.

Asimismo, el director nacional del grupo ambientalista Greenpeace, Matías Asun, ha agregado que se ha perdido “una oportunidad histórica”, que “se trataba del evento que asumiría los compromisos y desafíos de la emergencia climática que enfrenta el mundo”.

Estaba previsto que la COP 25 se celebrase en Brasil, pero después de que el presidente brasileño, Jair Bolsonaro, se negara a organizarla, Piñera asumió el reto, en un claro intento por constituirse en un líder regional en temas medioambientales.

 

Tras el anuncio de la anulación de las dos cumbres, que llegaron como un mazazo a la industria turística, hotelera y gastronómica de la ciudad, la bolsa de Santiago cayó 2,80 puntos y el dólar alcanzó su nivel más alto desde 2003, situándose en 739,5 pesos (1,54 por ciento).

Las manifestaciones en Chile comenzaron en reclamo por el alza en la tarifa del metro y luego se extendieron a otras peticiones, como la renuncia del presidente del país, al que responsabilizan de los problemas económicos debido a sus medidas neoliberales, pero a lo largo de las marchas, la Policía ha reprimido a los manifestantes, usando munición real y gases lacrimógenos. 

Para sofocar las protestas, Piñera informó el lunes del levantamiento del estado de emergencia y de la formación de un nuevo Gabinete, tras la disolución del anterior; sin embargo, estas medidas no han calmado a los manifestantes.

Las medidas de austeridad del Gobierno chileno han provocado el peor estallido social desde el retorno a la democracia en 1990, hasta el punto de que la oposición prepara un juicio político contra el presidente del país.

mrp/anz/mjs