• Varios dirigentes occidentales, en la 44.ª cumbre del Grupo de los Siete (G7) en La Malbaie (sureste de Canadá), 9 de junio de 2018.
Publicada: sábado, 9 de junio de 2018 23:51

La cumbre del G7 se cierra en La Malbaie (Canadá) con una declaración contra Rusia por sus “actividades desestabilizadoras” y su apoyo al Gobierno de Siria.

“Instamos a Rusia a detener su comportamiento desestabilizador, dejar de debilitar sistemas democráticos y poner fin a su apoyo al régimen sirio”, reza una declaración conjunta emitida este sábado al término de la 44.ª cumbre del Grupo de los Siete (Alemania, Canadá, Estados Unidos, Francia, Italia, Japón y el Reino Unido).

El G7 no sólo ha hecho caso omiso del llamado que hizo el viernes el presidente de EE.UU., Donald Trump, a readmitir en el grupo a Rusia —expulsada en 2014 en las tensiones en torno a la crisis ucraniana—, sino que ha dado su aval a las acusaciones de Londres sobre el envenenamiento del ex agente doble ruso Serguéi Skripal.

La nota condena el ataque, del que afirma que se realizó con “un gas nervioso de uso militar”, y proclama que el grupo “comparte y acepta la apreciación del Reino Unido de que es muy probable que la Federación Rusa fuera responsable del ataque”, antes de subrayar que “no hay explicación alternativa plausible”.

Skripal, instalado en territorio británico en 2010, estuvo hospitalizado entre el 4 de marzo y el 18 de mayo tras ser intoxicado en Salisbury (sur del Reino Unido) junto a su hija Yulia, residente en Rusia. El ataque desató una gran crisis diplomática que acarreó la expulsión recíproca de decenas de diplomáticos.

El jueves, el presidente ruso, Vladimir Putin, reclamó en un programa televisivo que Londres permita a los servicios consulares de su país atender a Yulia Skripal —de quien medios británicos difundieron el 23 de mayo una nota manuscrita en la que se rechaza la asistencia de la embajada—, así como participar en la investigación del incidente.

Instamos a Rusia a detener su comportamiento desestabilizador, dejar de debilitar sistemas democráticos y poner fin a su apoyo al régimen sirio”, reza una declaración conjunta emitida tras la 44.ª cumbre del Grupo de los Siete (G7).

 

El comunicado del G7, pese a guardar silencio sobre el llamamiento de Trump a reintegrar a Rusia en el grupo, afirma que los dirigentes de los países miembros seguirán “interactuando con Rusia para atender crisis regionales y desafíos globales, cuando sirva nuestros intereses”.

El viernes, el propio Kremlin había rechazado ya el llamamiento del mandatario estadounidense. Este sábado, el ministro ruso de Asuntos Exteriores, Serguéi Lavrov, ha declarado que su país prefiere trabajar en plataformas como la Organización de Cooperación de Shanghái (OCS), el grupo BRICS (Brasil, Rusia, La India, China y Sudáfrica) y el Grupo de los 20 (G20).

mla/rha/bhr/mkh

Comentarios