• Simpatizantes de Lula ocupan apartamento por el que está preso
Publicada: lunes, 16 de abril de 2018 21:55

Integrantes del Movimiento Sin Tierra y Pueblo sin Miedo de Brasil ocuparon el lunes el departamento en Sao Paulo por el que el expresidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva fue enviado a prisión para cumplir una condena de 12 años de prisión por corrupción.

“Si es de Lula el pueblo se lo puede quedar, si no ¿por qué está preso?”,  cuestionó el precandidato presidencial del Partido Socialismo y Libertad (PSOL), Guilherme Boulos.

Al menos un centenar de activistas brasileños desplegaron en la fachada del inmueble de tres plantas banderas de sus partidos y pancartas con mensajes como “Pueblo sin miedo” o “Si es de Lula, es nuestro”.

El tríplex, situado en la playa de Guarujá, en Sao Paulo, aparece a nombre de la constructora OAS, sin embargo, el juez del Supremo Tribunal Federal (STF) Sergio Moro, que investiga la causa de corrupción Lava Jato, determinó que forma parte de un soborno pagado a cambio de contratos con la petrolera brasileña Odebrecht.

Los movimientos sociales, el Partido de los Trabajadores (PT), cuyo fundador es Lula, y la defensa del exmandatario argumentan que no hay pruebas de ningún delito contra el líder de izquierda, sino que la medida judicial busca dejarlo fuera de las elecciones presidenciales del próximo octubre en las que se anuncia como favorito.

Si es de Lula el pueblo se lo puede quedar, si no ¿por qué está preso?”,  afirma el precandidato presidencial del Partido Socialismo y Libertad (PSOL), Guilherme Boulos, en alusión al departamento por el que el exmandatario Luiz Inácio Lula da Silva está en presión.

 

Unas dos horas después de la ocupación, los activistas negociaron el desalojo del inmueble y el propio Boulos en su cuenta en Twitter: “En una acción arbitraria, sin orden judicial, la Policía ha dado un plazo de salida de los manifestantes del tríplex so pena de prisión de todos los ocupantes”.

Luego, en la misma red social añadió que la vivienda había sido desocupada, pero el mensaje quedaba. “¿Quién ha pedido la reintegración de posesión?”, escribió. 

El Superior Tribunal de Justicia (STJ) condenó a Lula a 12 años y un mes de prisión en segunda instancia por supuesta corrupción asociada al caso Lava Jato. Aunque sus abogados apelaron, la condena fue ratificada de forma unánime y está preso desde el pasado 7 de abril. 

fgh/ncl/ask/hnb

Comentarios