• El dirigente cocalero Andrónico Rodríguez (dcha.) junto al depuesto presidente de Bolivia, Evo Morales.
Publicada: sábado, 30 de noviembre de 2019 1:30
Actualizada: sábado, 30 de noviembre de 2019 3:30

El dirigente cocalero Andrónico Rodríguez, posible candidato del MAS a la Presidencia de Bolivia, dice que se postulará si tiene el apoyo de Evo Morales.

Rodríguez, de 30 años y oriundo de la provincia de Cochabamba, manifestó el jueves en una entrevista a Sputnik que el MAS (Movimiento Al Socialismo) debe apostar por la autocrítica y la unidad para generar un verdadero proceso de cambio.

“Se cometieron muchos errores; tenemos que concentrar a todos los actores del MAS (…) para que salgan muchas propuestas y se analicen los errores, también tenemos que apostar por la unidad”, declaró Rodríguez, quien es vicepresidente de las Seis Federaciones del Trópico, organización de la que surgió Morales.

Al ser preguntado sobre su posible candidatura a las presidenciales por el MAS, el joven cochabambino dijo que, en la coyuntura que atraviesa el país no se había definido nada y que todavía se estaban acordando reuniones departamentales.

“Yo vi que unos medios internacionales han estado nombrándome bastante, pero mucho va a depender del visto bueno del propio presidente Evo Morales, quien también es líder del MAS a nivel nacional y presidente del movimiento que integro”, indicó.

Se cometieron muchos errores; tenemos que concentrar a todos los actores del MAS (…) para que salgan muchas propuestas y se analicen los errores, también tenemos que apostar por la unidad”, declaró el dirigente cocalero Andrónico Rodríguez, posible candidato a la Presidencia de Bolivia en una entrevista con Sputnik.

 

Rodríguez sostuvo que nada de esto ha sido planeado, a pesar de las propagandas de las redes sociales. Aseguró que concentraba su tiempo en la lucha social, en los detenidos, perseguidos y desaparecidos. Sin embargo, si la instancia orgánica lo decidiera, pues “no quedará otro camino que asumir (la candidatura)”.

En ese caso, impulsaría la reestructuración del partido a nivel nacional, “una tarea grande”, según explicó, pero importante porque había “muchos dirigentes autonombrados” que no respondían a la estructura orgánica del MAS, por lo que pidió una autocrítica partidaria.

Asimismo, consideró necesario recapacitar sobre “algunos errores” que el Gobierno de Evo Morales cometió a lo largo de sus 14 años en el poder y asumirlos con “mucha responsabilidad y autocrítica”.

De otro lado, criticó que los líderes del partido en los últimos años fueron “conformistas” y no presentaron ideas “innovadoras” para gobernar el país, además de haber impuesto candidatos desoyendo a las bases.

Igualmente, hizo un llamado a todos los movimientos sociales de Bolivia y Latinoamérica para generar condiciones de unidad, porque, según expresó, “la unidad es un arma central para los movimientos sociales”.

Morales renunció el 10 de este mes a la Presidencia de Bolivia, en medio de una arremetida golpista y violenta de la oposición, que se negó a reconocer su victoria electoral para un nuevo mandato, es decir, hasta el 2025.

Tras la renuncia forzada de Morales, la senadora opositora Jeanine Áñez se autoproclamó presidenta interina y asumió el poder sin quorum legislativo, un hecho definido por Morales como el “golpe más artero y nefasto de la historia”.

Desde entonces, el gobierno de facto ha tomado varias medidas polémicas afines a las políticas de Washington. Por ejemplo, ha expulsado a todos los diplomáticos venezolanos y ha reanudado los lazos diplomáticos con EE.UU., rotos en el 2008 por la injerencia del país norteamericano en los asuntos internos de Bolivia.

lvs/ctl/mkh

Comentarios