• Jeanine Áñez se autoproclama presidenta interina de Bolivia
Publicada: martes, 12 de noviembre de 2019 23:55
Actualizada: miércoles, 13 de noviembre de 2019 10:52

La senadora opositora Jeanine Áñez se ha autoproclamado este martes presidenta interina de Bolivia, pese a no cumplir con los requisitos constitucionales.

“Asumo de inmediato la presidencia del Estado y me comprometo a asumir todas las medidas necesarias para pacificar el país”, ha dicho Áñez, segunda vicepresidenta de la Cámara de Senadores de Bolivia, y perteneciente al partido de derecha Movimiento Demócrata Social.

Minutos después de la asunción de la nueva presidenta interina, pese a las dudas sobre si la Asamblea Legislativa contaba con quórum para instalar la sesión, el Tribunal Constitucional Plurionacional (TCP) de Bolivia ha avalado la sucesión que permite a Jeanine Áñez posicionarse como presidenta interina del país, en el marco del artículo 169.1 de la Constitución Política del Estado (CPE).

Así pues la senadora Áñez ha asumido la Presidencia de Bolivia de forma transitoria y llamará a elecciones en un plazo de 90 días.

El TCP, que justifica la acción, considera “grave” la situación social y política que atraviesa el país, y afirma que “el funcionamiento del Ejecutivo de forma regular no debe suspenderse”.

Asumo de inmediato la presidencia del Estado y me comprometo a asumir todas las medidas necesarias para pacificar el país”, ha comunicado la senadora opositora Jeanine Áñez, segunda vicepresidenta de la Cámara de Senadores de Bolivia y perteneciente al partido de derecha Movimiento Demócrata Social.

Inmediatamente después de la posesión de Áñez, el expresidente Evo Morales, asilado en México, ha denunciado “el golpe más artero y nefasto de la historia”. El líder indígena, que dimitió de su cargo el pasado domingo, ha condenado la acción.

“Una senadora golpista se autoproclama presidenta del Senado y luego presidenta interina de Bolivia sin quórum legislativo”, ha escrito Morales en Twitter.

LEER MÁS: Embajadora boliviana: Golpe de Estado es un complot financiado por EEUU

Morales, primer presidente indígena de Bolivia, renunció el domingo a la Presidencia para “preservar la paz en su país”, tras un golpe de Estado dirigido por la oposición. Esta no reconoció su reelección en los comicios del pasado 20 de octubre y llevó la violencia a las calles.

LEER MÁS: Oposición perdedora rechaza llamado de Morales a nuevos comicios

Diferentes países, como Rusia, Cuba, Venezuela, Nicaragua y Uruguay, han condenado el golpe de Estado en Bolivia. El Gobierno mexicano ha otorgado asilo político a Morales, que partió el lunes hacia el país azteca, aunque aseguró que “regresará con más fuerza y energía”.

lvs/hnb/nii/

Comentarios