• El jefe de las fuerzas armadas filipinas, Gregorio Catapang
Publicada: lunes, 20 de abril de 2015 17:49
Actualizada: lunes, 20 de abril de 2015 18:26

Las autoridades militares de Filipinas han alzado su voz de protesta contra China por la construcción de una pista de aterrizaje capaz de soportar operaciones militares en el arrecife Fiery Cross, en las Islas Spratly, sur del disputado mar de China Meridional.

Queremos decir a todo el mundo, no solo a los filipinos, que estas cuestiones, en particular las tensiones provocadas por las actividades de reclamación masivas de China, tienen un impacto significativo para todos, sostiene el jefe de las Fuerzas Armadas filipinas.

El jefe de las Fuerzas Armadas filipinas, Gregorio Catapang, ha urgido a China a poner fin a sus actividades unilaterales en la zona y ha declarado que esta “agresividad” de Pekín puede conllevar repercusiones negativas en la situación económica y militar de la región.

“Queremos decir a todo el mundo, no solo a los filipinos, que estas cuestiones, en particular las tensiones provocadas por las actividades de reclamación masivas de China, tienen un impacto significativo para todos”, ha sostenido Catapang.

Además, ha manifestado que el Gobierno tiene previsto utilizar a los guardacostas como escoltas para los pesqueros que faenan en aguas en disputa, incluida la zona económica exclusiva filipina.

Por otra parte, pescadores filipinos han acusado a guardacostas chinos de utilizar cañones de agua para echarles del tradicional arrecife filipino de Scarborough, donde China también construye una instalación militar.

Submarinos chinos en el mar Meridional de China

 

Al respecto, la semana pasada el presidente filipino, Benigno Aquino, alertó que las reclamaciones chinas en las Islas Spratly se consideran como un problema mundial, mientras el ministro de Exteriores, Albert del Rosario anunció que su país buscará apoyo adicional de EE.UU., para contenerlas.

Estas declaraciones por parte de las autoridad filipinas se producen en momentos en que ha iniciado este lunes la más grande maniobra militar conjunta entre Filipinas y Estados Unidos en 15 años.

Marina de EE.UU en el mar de China Meridional

 

Esta maniobra que se realiza durante 10 días en medio de una creciente tensión con China por las disputas territoriales que los dos países asiáticos (Filipinas y China) mantienen en el mar de China Meridional, se encuentran presentes unos 7000 soldados estadounidenses otros 5000 filipinos.

Mientras China vigila con preocupación las maniobras conjuntas de sus países vecinos con EE.UU., Washington pretende plantear discrepancias territoriales de los países de la región como una excusa para justificar su presencia militar.   

Destacar que archipiélago de las Spratly, ubicado en el mar de China Meridional es una región rica en recursos marinos y energéticos, de ahí que es reclamado  totalmente o parcialmente países como China, Brunéi, Filipinas, Malasia, Vietnam y Taiwán.

mpv/ctl/nal