• Una protesta frente al consulado de Suecia en Estambul, Turquía, en protesta por blasfemia del sagrado Corán. (Foto: Getty Images)
Publicada: miércoles, 25 de enero de 2023 1:55
Actualizada: miércoles, 25 de enero de 2023 4:01

Países islámicos condenan el acto de un político holandés de extrema derecha a la hora de desgarrar páginas de un ejemplar del sagrado Corán.

El 22 de enero, un político holandés de extrema derecha arrancó páginas de una copia del libro sagrado de musulmanes y luego las desgarró en La Haya (Países Bajos), luego compartió un vídeo de su acto blasfemo en las redes sociales.

Turquía convocó el martes al embajador de los Países Bajos en Ankara por la referida “despreciable” y “vil” medida.

La Cancillería turca señaló que el acto en cuestión supone un insulto contra los “valores sagrados” del Islam y lo describió como un “crimen de odio”, exigiendo a Países Bajos que no vuelva a permitir tales “actos de provocación”.

 

Por su parte, Arabia Saudí, los Emiratos Árabes Unidos (EAU) y el Consejo de Cooperación del Golfo (CCG) emitieron un comunicado en rechazo al incidente, que, denunciaron, hirió el sentimiento de millones de musulmanes en todo el mundo.

Riad pidió evitar la incitación al odio y el extremismo, mientras los EAU ratificaron su oposición a cualquier medida que perturbe la seguridad y la estabilidad y que vaya en contra de los valores y principios humanos y morales.

A su vez, el Ministerio de Exteriores de Jordania tachó la referida “medida peligrosa” de un “símbolo de islamofobia e incitación a la violencia e insulto a las religiones”, que de ninguna manera puede considerarse una manifestación de libertad.

Estos últimos días, otro acto de profanación similar en Suecia ha provocado la ira de los musulmanes en diferentes países musulmanes y no musulmanes, después de que el también ultraderechista Rasmus Paluden quemara un ejemplar del Corán frente a la embajada turca en Estocolmo, la capital de Suecia.

tqi/jay/mrg