• El canciller iraní, Hosein Amir Abdolahian.
Publicada: lunes, 23 de enero de 2023 9:30

Irán denuncia que la profanación del Corán y las santidades musulmanes están pasando a ser una costumbre en Occidente bajo el pretexto de la libertad de expresión.

El canciller iraní, Hosein Amir Abdolahian, condenó el domingo “enérgicamente la profanación del Corán y la propagación del odio contra el Islam en Suecia”.

“Bajo el pretexto de defender la libertad de expresión, herir los sentimientos de los musulmanes y difundir la islamofobia no debe convertirse en una costumbre en ciertos países de la UE [Unión Europea] autoproclamados defensores de los derechos humanos”, sentenció en su mensaje emitido en su cuenta en Twitter.

El sábado, el portavoz de la Cancillería de Irán, Naser Kanani, también repudió la repetida profanación del libro sagrado de los musulmanes en Suecia y urgió al Gobierno sueco a impedir la repetición de tales acciones contra el Islam y a castigar a todos aquellos que hieran los sentimientos de los musulmanes.

Esto se produce después de que el líder ultraderechista sueco-danés Rasmus Paludan quemó el sagrado Corán durante una manifestación frente a la embajada turca en Estocolmo (la capital sueca) con el permiso del Gobierno de Suecia. Ejecutó su cometido bajo la protección de la policía.

Los musulmanes iracundos condenaron en diferentes países la quema del Corán en Suecia y criticaron el silencio del Gobierno sueco ante ese acto blasfemo. En Turquía se celebró una masiva protesta en condena del acto.

No es la primera vez que tales acciones blasfemas contra el Corán, el Profeta del Islam y otras santidades religiosas del mundo islámico se cometen con la luz verde de las autoridades de países europeos bajo el pretexto de la libertad de expresión.

Esto mientras Occidente ignora la libertad de expresión cuando se trata de criticar a sus propios tabúes, incluido en el caso de Israel. Actualmente, criticar al régimen israelí en los países occidentales resulta peligroso o incluso se criminaliza la negación del Holocausto judío, imponiendo penas de prisión a quienes, incluso, solo lo cuestionan.

tmv/ncl/mkh