• Formación de cazas F-35A de la Fuerza Aérea de EE.UU. durante un vuelo de entrenamiento y pruebas sobre Utah.
Publicada: sábado, 5 de septiembre de 2020 6:19
Actualizada: sábado, 5 de septiembre de 2020 9:56

Israel no descarta hacer ‘lobby’ para influir en el Congreso de EE.UU. e impedir la venta de cazas F-35 a su nuevo aliado, los Emiratos Árabes Unidos (EAU).

El ministro de inteligencia israelí, Eli Cohen, señaló el viernes que Israel actuará “firmemente” contra el contrato militar entre Washington y Abu Dabi, que incluye la venta de cazas F-35 y armas avanzadas.

“Rechazamos el acuerdo. No nos pondremos de acuerdo con ninguna venta. Continuaremos oponiéndonos a la venta de cualquier tipo de armas que perjudique la ventaja militar cualitativa de Israel, incluidos los F-35s”, indicó Cohen al canal de televisión local Kan.

Para alcanzar este objetivo, Cohen no descartó usar incluso lobbies sionistas como el Comité de Asuntos Públicos Estados Unidos-Israel (AIPAC, por sus siglas en inglés), para influir en el Congreso estadounidense e impedir la aprobación de tal contrato.

En alusión a informes contradictorios sobre la postura de Israel al respecto, el ministro dejó claro que Israel no ha dado luz verde, de forma implícita ni explícita, al contrato militar entre Washington y Abu Dabi.

 

“Yo estaba presente en la reunión del gabinete. Hoy hablé con el primer ministro (israelí, Benjamín Netanyahu), quien dijo inequívocamente que no hay un acuerdo y que él no dio un visto bueno al respecto”, recordó Cohen.

Israel ha mostrado su pleno rechazo a la venta de los F-35 y otras armas modernas a cualquier Estado en Asia Occidental, incluidos los países árabes que planean tener relaciones con Israel, aunque el secretario de Estado de EE.UU., Mike Pompeo, aseguró el 24 de agosto, que su país revisará las posibles ventas de armas a los Emiratos Árabes, pero continuará garantizando que Israel disfrute de ventaja militar en la región.

Todo eso se produce mientras Israel y los EAU esperan una ceremonia planeada dentro de los próximos 10 días en la Casa Blanca para oficializar el acuerdo de normalización que alcanzaron el 13 de agosto, con la mediación de EE.UU.

El pequeño emirato ribereño del Golfo Pérsico se convirtió en el tercer país en el mundo árabe, tras Egipto (1979) y Jordania (1994), con el que Israel logró normalizar lazos.

ask/ktg/fmk/mjs