• Hatice Cengiz, la prometida del periodista saudí Jamal Khashoggi, en una ceremonia de conmemoración en Washington, 2 de noviembre de 2018. (Foto: AFP)
Publicada: martes, 20 de octubre de 2020 22:29
Actualizada: martes, 20 de octubre de 2020 22:49

La novia de Jamal Khashoggi ha presentado una denuncia oficial contra el príncipe heredero saudí y otros agentes involucrados en su brutal asesinato.

Hatice Cengiz, la prometida turca del periodista saudí Jamal Khashoggi, ha presentado este martes una demanda en un juzgado federal de Washington D.C., capital de EE.UU., contra el príncipe heredero saudí, Mohamed bin Salman, y casi dos decenas de personas supuestamente involucradas en el hórrido crimen perpetrado el 2 de octubre de 2018.

La denuncia de 61 páginas acusa especialmente a Bin Salman de ordenar el asesinato de Khashoggi para “silenciar permanentemente” su lucha por una reforma democrática del mundo árabe.

Veían las acciones de Khashoggi como una amenaza existencial a sus intereses pecuniarios y otros, por lo que conspiraron para cometer los actos atroces”, dice la demanda. También se menciona que el periodista “fue torturado, asesinado y desmembrado”.

Khashoggi, prominente columnista del diario norteamericano The Washington Post (WP) autoexiliado en Estados Unidos y profundamente crítico con la política del régimen de Riad, fue degollado de manera brutal en el consulado saudí en la ciudad turca de Estambul.

Cengiz afirma que los miembros de la embajada saudí en Washington “atrajeron” al periodista al consulado saudí en Turquía “mediante un ardid (según el cual) era el único lugar en el que podría obtener el documento que precisaba”.

Esta falsa orientación ocurrió en Estados Unidos y es parte de una conspiración mayor destinada a tener impacto directo en las actividades políticas de Khashoggi en Estados Unidos”, dice la denuncia, que también apunta a muchos miembros del “círculo más cercano” del príncipe heredero saudí, como a su exconsejero Saud al-Qahtani y al general Ahmed al-Asir, exsubjefe de inteligencia saudí.

 

Las autoridades saudíes, tras reiteradas negativas, se vieron obligadas a admitir el asesinato del periodista, pero insinuaron que fue obra de algunos de los asesores de Bin Salman, aunque las evidencias señalan que él mismo lo ordenó. Nunca se llegó a incriminar al príncipe heredero.

Un tribunal de Arabia Saudí condenó el pasado 7 de septiembre a ocho personas a penas de cárcel por el asesinato de Khashoggi, reduciendo así la pena de muerte dictada en diciembre de 2019 contra cinco de ellas.

El fallo de la corte saudí provocó el rechazo inmediato de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), que calificó de “parodia” dicho veredicto. Turquía también que denunció que el fallo dictado por Riad contra los autores del asesinato de Khashoggi “no cumplía las expectativas” del país ni de la comunidad internacional.

myd/nii/