• El príncipe heredero saudí, Muhamad bin Salman, y el presidente de EE.UU., Donald Trump, juntos en Osaka (Japón), el 28 de junio de 2019. (Foto: Reuters)
Publicada: miércoles, 23 de septiembre de 2020 16:16
Actualizada: jueves, 24 de septiembre de 2020 21:49

Arabia Saudí está impulsando un nuevo tipo de normalización con Israel, a pesar de su negativa por establecer lazos con el régimen de Tel Aviv de manera oficial.

Arabia Saudí no se opone a una normalización de lazos con Israel como proclama y, de hecho, está caminando por una carrera destinada a llegar a alcanzar un pacto con los israelíes, señala un informe publicado este miércoles por el diario israelí The Times of Israel, citando a un grupo de expertos.

Conforme precisa la nota, los Al Saud están presionando para cambiar la percepción pública sobre los judíos, tratando de sentar las bases para un eventual reconocimiento del régimen sionista.

Efectivamente, como los pueblos de todos los países árabes, el de Arabia Saudí se manifiesta simpatizante de la causa palestina, pues “puede que no esté listo” para una normalización de relaciones con los israelíes, indica el informe.

Marc Schneier, un rabino estadounidense, opina que impulsar lazos más cálidos con los israelíes es el paso primordial del proceso de una normalización completa de nexos con el régimen sionista. “El que Arabia Saudí e Israel establecerán relaciones o no, es una cuestión de ‘cuándo’, no de ‘si’”, ha dicho.

 

Como parte de esa campaña, el informe destaca que Arab News, el principal diario saudí en inglés, cambió este fin de semana brevemente su banner de redes sociales en Twitter y Facebook con un saludo en hebreo con ocasión del Año Nuevo judío, lo que provocó una tormenta de críticas.

Por otra parte, los medios de comunicación del reino han elogiado en gran medida los acuerdos de normalización de lazos firmados recientemente por los Emiratos Árabes Unidos (EAU) y Baréin con el régimen de Israel.

El 1 de septiembre, el diario israelí Yedioth Ahronoth reveló que el príncipe heredero saudí, Muhamad bin Salman, había sido, desde el principio, un “socio clave y secreto” en el acuerdo de normalización de nexos que alcanzaron, el pasado 13 de agosto, el régimen israelí y los EAU, con la mediación de EE.UU.

Un día más tarde, Riad autorizó el paso por su espacio aéreo de aviones emiratíes con destino a los territorios ocupados por Israel.

Asimismo, varias fuentes árabes han pronosticado que el acuerdo emiratí-israelí allane el terreno para que los saudíes intensifiquen la cooperación con el régimen israelí

Por todo ello, no sería una sorpresa si Riad adoptara el mismo paso de Abu Dabi y Manama, pues en los últimos años, particularmente después de la llegada del presidente estadounidense, Donald Trump, al poder, han surgido varios informes que subrayan las relaciones secretas del reino árabe e Israel.

tqi/rha/krd/mrg