• El príncipe heredero saudí, Muhamad bin Salman, en una reunión en Pekín con el presidente de China, Xi Jinping, 22 de febrero de 2019. (Foto: AFP)
Publicada: domingo, 16 de junio de 2019 10:01
Actualizada: lunes, 17 de junio de 2019 18:12

Arabia Saudí repite las acusaciones de su aliado estadounidense sobre la presunta vinculación de Irán en los ataques a dos buques petroleros en el mar de Omán.

En una entrevista concedida al diario árabe Al-Sharq Al-Awsat y publicada este domingo, el príncipe heredero saudí, Muhamad bin Salman, ha atribuido a Irán la responsabilidad de los ataques contra los buques cisterna Front Altair (de compañía noruega) y Kokuka Courageous (de empresa japonesa), pabellón de las Islas Marshall y de Panamá, respectivamente, el jueves pasado.

“El Gobierno iraní no respetó la presencia del primer ministro de Japón como invitado en Teherán y respondió a sus esfuerzos (diplomáticos) atacando dos buques, uno de ellos japonés”, ha dicho Bin Salman refiriéndose a la visita de Shinzo Abe a la capital persa.

Al mismo tiempo, el príncipe saudí ha vuelto a repetir su retórica belicista respecto a que el régimen de los Al Saud no vacilaría en responder a las amenazas.

“No queremos una guerra en la región (...) Pero, no dudaremos en enfrentar cualquier amenaza en contra de nuestro pueblo, nuestra soberanía, nuestra integridad territorial y nuestros intereses vitales”, ha dicho.

El Gobierno iraní no respetó la presencia del primer ministro de Japón como invitado en Teherán y respondió a sus esfuerzos (diplomáticos) atacando dos buques, uno de ellos japonés”, dice el príncipe heredero saudí, Muhamad bin Salman, refiriéndose a la visita de Shinzo Abe a la capital persa.

 

Eso mientras Anthony Cordesman, un experto del Centro de Estudios Estratégicos e Internacionales, ubicado en Washington, citado el sábado por la revista estadounidense Newsweek, dijo que era posible que Arabia Saudí y los Emiratos Árabes Unidos (EAU) hubieran fabricado los incidentes con la intención de usarlos como un instrumento para aumentar la presión contra Irán.

Leer más: ‘Israel, Arabia Saudí y EEUU están detrás del ataque a buques petroleros’

Las acusaciones contra la República Islámica se producen mientras la Armada persa respondió de inmediato a la llamada de socorro de los petroleros siniestrados cerca del puerto iraní de Yask, en la provincia de Hormozgan (sur de Irán), y rescató a 44 marineros.

Leer más: Tripulación de petrolero siniestrado contradice el vídeo de EEUU

Por su parte, el canciller iraní, Mohamad Yavad Zarif, categorizó de “sospechosas” las explosiones en los dos buques, pues se produjeron en medio de la histórica visita a Irán del primer ministro nipón.

ftn/ctl/snz/msf

Comentarios