• Yemeníes cavan tumbas para los niños fallecidos en el bombardeo contra un autobús, 10 de agosto de 2018 (Foto: AFP).
Publicada: sábado, 1 de septiembre de 2018 14:30
Actualizada: sábado, 1 de septiembre de 2018 16:31

​​​​​​​Arabia Saudí ha reconocido que el ataque a un autobús escolar perpetrado en Yemen por las fuerzas agresoras no es justificable.

Un equipo responsabilizado por Arabia Saudí de investigar el ataque del mes pasado a un autobús en Yemen, que provocó la muerte de más de 40 niños, ha declarado este sábado que el ataque careció de “justificación militar”.

Mansur Ahmed al-Mansur, asesor jurídico del comité de evaluación de incidentes de las fuerzas que lidera Riad en su aventura militar en Yemen, ha asegurado que se trató de un error y que los responsables de autorizar y llevar a cabo el bombardeo deben ser castigados. También ha dicho que se debe indemnizar a las familias de las victimas.

Aun así, el asesor ha insistido en que la información de los organismos de inteligencia indicaba que en el autobús alcanzado viajaban varios dirigentes del movimiento popular yemení Ansarolá, algo que, según los indicios disponibles, simplemente no es verdad.

 

Por último, Al-Mansur ha afirmado que las fuerzas lideradas por Arabia Saudí deben llevar rápidamente a cabo, a la luz de lo sucedido, una revisión total de sus reglas de enfrentamiento en sus ataques aéreos en Yemen.

Arabia Saudí llevó a cabo el pasado mes de agosto un ataque aéreo —con una bomba de producción estadounidense del tipo Mark 82— que alcanzó a varios vehículos en un mercado de la ciudad de Dahiyan, en la provincia noroccidental yemení de Saada.

Esta masacre, casi sin precedentes desde el inicio de la guerra saudí contra su vecino sureño en marzo de 2015, fue catalogada por la Organización de las Naciones Unidas (ONU) de “crimen de guerra” y suscitó la condena de organizaciones internacionales como el Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (Unicef).

hgn/mla/fgh/rba

Comentarios