• Niños yemeníes se manifiestan en el Día Universal de la Infancia en Saná contra la agresión saudí, 20 de noviembre de 2017.
Publicada: lunes, 27 de noviembre de 2017 19:14

Amnistía Internacional (AI) exhorta a Grecia a cancelar la venta de proyectiles de artillería a Arabia Saudí por su posible uso en la agresión contra Yemen.

La organización expresa este lunes su profunda preocupación por el propuesto acuerdo, pues asegura que existe un “peligro real” de que Arabia Saudí utilice 300.000 proyectiles en la agresión militar que lidera contra su empobrecido país vecino.

“Amnistía Internacional pide a Grecia que rescinda inmediatamente la venta y la transferencia de equipamiento militar a Arabia Saudí y que rechace la aprobación del transporte de todo tipo de armas convencionales, municiones y material de guerra a los puntos de conflicto en Yemen”, indica la AI en un comunicado.

El acuerdo en cuestión tiene un valor estimado de 66 millones de euros (78,3 millones de dólares) y ya ha sido duramente criticado por los partidos de oposición griegos. Entre ellos figuran al menos dos legisladores del gobernante partido Syriza (acrónimo en griego de la Coalición de la Izquierda Radical), que han pedido la cancelación del acuerdo también argumentando que las armas podrían ser utilizadas en Yemen.

Amnistía Internacional pide a Grecia que rescinda inmediatamente la venta y la transferencia de equipamiento militar a Arabia Saudí y que rechace la aprobación del transporte de todo tipo de armas convencionales, municiones y material de guerra a los puntos de conflicto en Yemen”, advierte Amnistía Internacional (AI).

 

Durante un debate parlamentario, el líder del Partido Comunista de Grecia (KKE, por sus siglas en griego), Dimitris Koutsoumbas, ha acusado al Ejecutivo griego de ayudar a alimentar la guerra en Yemen, que ha generado “masacres y hambrunas” y ha fortalecido a los terroristas presentes en la zona.

Asimismo, el principal partido de la oposición, Nueva Democracia, ha sugerido que el ministro de Defensa, Panos Kammenos, negoció un turbio acuerdo a través de un intermediario no autorizado, en lugar de tratar directamente con el Gobierno saudí. Quien ha salido a defender el acuerdo ha sido Alexis Tsipras, el primer ministro de Grecia, un país aún muy afectado por la crisis económica y las deudas.

Mientras que los bombardeos saudíes contra Yemen desde marzo de 2015 ya han dejado más de 10.000 muertos y 45.000 heridos y además han causado la muerte de muchos niños yemeníes, países occidentales no solo guardan silencio ante las atrocidades saudíes, sino que continúan firmando millonarios acuerdos de armas.

snr/ctl/ftm/mkh

Comentarios