• Los activistas de CAAT piden a Londres que frene la venta de armas a los saudíes.
Publicada: lunes, 11 de septiembre de 2017 17:28

El Reino Unido se lucró del conflicto yemení-saudí vendiendo una enorme cantidad de armas y equipos militares a Arabia Saudí.

El grupo de activistas Control Arms revela este lunes que desde el inicio de la agresión saudí a Yemen, en marzo de 2015, el Reino Unido ha exportado armas al régimen de Riad por un valor estimado de 3,6 mil millones de libras esterlinas (aproximadamente 4,7 mil millones de dólares).

Esta oenegé británica también afirma que el Reino Unido, Francia y Estados Unidos son los tres mayores suministradores de armas al régimen de Al Saud en su campaña militar contra los yemeníes, “pese a la verdad de que miles de civiles, incluidos niños", han sido afectados por este conflicto.

La organización humanitaria internacional Oxfam, por su parte, ha pedido a Londres que “frene inmediatamente la venta de armas y empuje a una tregua”. De igual modo, ha acusado a los ministros británicos de “doble moral” por el apoyo “oficial” que brinda el Gobierno a la feria de los Sistemas de Defensa y Equipamiento Internacional (DSEI, por sus siglas en inglés), que se celebra entre el 12 y el 15 de septiembre en Londres, capital británica.

Los activistas, asimismo, acusan al Reino Unido de “hipocresía” y de poner "la alfombra roja” a los gobiernos represivos, incluidos Arabia Saudí, Baréin y Turquía, precisamente por haberlos invitado a la feria en cuestión.

 

Amnistía Internacional (AI), a su vez, ha acusado al Reino Unido de haber violado el tratado de las Naciones Unidas sobre el Comercio de Armas e ignorar que este negocio podrían causa serias violaciones a los derechos humanos.

Sobre la decisión del Gobierno británico de asignar un presupuesto de 139 mil millones de libras esterlinas a Yemen para el periodo 2017-2018, AI ha opinado que esta medida no refleja nada, sino “una vergonzosa contradicción” en comparación con las ganancias multimillonarias que recibe Londres a través de la venta de armas a los regímenes represivos, en este caso Arabia Saudí.

En agosto de 2016, la Organización de las Naciones Unidas (ONU) estimó que la cifra de muertos por los 18 meses de guerra saudí contra Yemen ha llegado a casi 10.000.

ask/ctl/tqi/rba