• El ministro de Asuntos Exteriores de Chad, Amine Abba Sidick.
Publicada: miércoles, 9 de septiembre de 2020 16:54
Actualizada: miércoles, 9 de septiembre de 2020 18:20

El Gobierno de Chad desmiente los informes sobre la posible apertura de una misión diplomática en la ciudad palestina de Al-Quds, y los cataloga de “infundados”.

El ministro de Asuntos Exteriores de Chad, Amine Abba Sidick, rechazó formalmente el martes los informes difundidos por varios medios de comunicación sobre una posible apertura de la embajada chadiana en la ciudad palestina de Al-Quds (Jerusalén).

Sin embargo, Sidick subrayó que la reanudación de las relaciones diplomáticas entre Chad y el régimen de Israel no socava “de ninguna manera” la posición de Yamena hacia la causa palestina y los territorios ocupados.

Chad, prosiguió, sigue muy apegado al diálogo mundial para una salida política aceptable al conflicto israelí-palestino, de conformidad con las resoluciones pertinentes de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), así como la iniciativa de Paz Árabe.

Esto, mientras la referida iniciativa, propuesta por Arabia Saudí en 2002, pide a la comunidad árabe que normalice sus relaciones con Israel solo después del establecimiento de un Estado palestino independiente con Al-Quds como capital.

 

Hasta la fecha, solo EE.UU. y Guatemala han establecido embajadas en Al-Quds, mientras que las legaciones diplomáticas de los 87 países que tienen lazos diplomáticos con el régimen israelí se encuentran en Tel Aviv. Para la mayoría de la comunidad internacional la referida urbe palestina es un territorio ocupado, por lo que no debería instalarse embajadas en esta ciudad.

Chad, junto con 30 países africanos, rompió en 1972 sus relaciones con Israel. El régimen de Tel Aviv, que en los últimos años ha estado tratando de afianzarse en África, restableció en enero de 2019 sus lazos con Yamena, después de 47 años.

Por su parte, Palestina denunció la normalización de las relaciones entre Chad e Israel y la tachó de una “puñalada por la espalda” a la causa palestina.

En concreto, las autoridades palestinas advierten que Israel, con el establecimiento de relaciones con ciertos países árabes y africanos, trata de conseguir legitimidad, y normalizar la represión y el robo de las tierras palestinas, que ocupó en 1948.

fmk/ncl/rba/hnb