• Un soldado estadounidense en la provincia de Farah, en el oeste de Afganistán, 5 de marzo de 2007. (Foto: AFP)
Publicada: martes, 6 de julio de 2021 17:32

El expresidente afgano Hamid Karzai denuncia que la invasión de Afganistán por Estados Unidos y sus aliados occidentales dio lugar al surgimiento de Daesh.

“Toda la comunidad internacional respaldó la presencia de EE.UU. y la Organización del Tratado del Atlántico Norte [OTAN] en Afganistán en nombre de la lucha contra el terrorismo. Pero fue durante su presencia aquí, bajo su vigilancia, que Daesh emergió”, critica el exmandatario afgano en una entrevista concedida a la cadena de televisión británica Sky News, publicada este martes.

El primer presidente afgano elegido por el pueblo (2001-2014) opina firmemente que la presencia de las tropas extranjeras, encabezadas por EE.UU., ha contribuido al aumento del terrorismo en Afganistán.

Karzai, uno de los críticos más acérrimos de la política estadounidense, tilda de fallida la misión de la OTAN en Afganistán y reprocha que la presencia militar extranjera no solo no contribuyó a restablecer la seguridad en el país centroasiático, sino que agudizó la inseguridad después de dos décadas.

“Si los afganos siguen sufriendo inseguridad y anarquía, y los ataques y el conflicto continúan durante la presencia de estas fuerzas en Afganistán, que están aquí en nombre de restaurar la seguridad y la estabilidad, entonces han fracasado”, agrega.

A su entender, los afganos no necesitan la presencia de fuerzas extranjeras para garantizar la seguridad del país, sino que deben “encontrar un camino con buenos vecinos”. 

El ex jefe de Estado afgano apoya los diálogos de paz interafganos y dice que los talibanes deben ser parte de un futuro gobierno afgano, pero que, para ello, deben dejar las armas.

 

Cree que luchar contra los talibanes no favorece en forma alguna los intereses del pueblo afgano, sino que beneficia al Occidente. “[Luchar contra los talibanes] Es un conflicto extranjero. Es un conflicto de intereses de potencias extranjeras, no de Afganistán”, insiste.

Conforme a Karzai, cualquier afgano que toma un arma contra otro afgano “lo hace por un objetivo extranjero, no por objetivos afganos”.

La guerra que emprendieron EE.UU. y sus aliados en Afganistán en 2001 ha arrebatado la vida a entre 35 000 y 40 000 civiles afganos y unos 2300 soldados estadounidenses, de acuerdo con una investigación de la Universidad estadounidense de Brown, en el estado de Rhode Island.

Las tropas extranjeras han comenzado en los últimos meses su retirada de Afganistán, dejando a este país sumido en la violencia. El territorio afgano viene testificando el empoderamiento de los talibanes, que, en los últimos dos meses, alegan haber ocupado más de 100 distritos.

ftm/anz/rba