• Richard Bennett, el jefe de UNAMA, habla con la prensa en Kabul, capital afgana, 24 de febrero de 2019. (Foto: AFP)
Publicada: jueves, 10 de octubre de 2019 14:35
Actualizada: jueves, 10 de octubre de 2019 18:17

La ONU condena los bombardeos que realiza EE.UU. en Afganistán contra presuntos laboratorios de drogas que se han saldado con 60 civiles muertos y exige su cese.

En un informe especial, la Misión de Asistencia de las Naciones Unidas en Afganistán (UNAMA, por sus siglas en inglés) instó el miércoles a Estados Unidos a que “cese los bombardeos” a presuntos laboratorios de drogas porque no son “objetivos militares legítimos” y los civiles son las principales víctimas.

LEER MÁS: Talibán culpa a EEUU de la mayoría de las víctimas civiles en 2018

El reporte precisó que la Organización de las Naciones Unidas (ONU) verificó 39 muertes de civiles, incluidas las de 14 niños y una mujer, como resultado de varios ataques aéreos perpetrados en mayo en más de 60 sitios ubicados en el distrito de Bakwa, en la provincia occidental de Farah y en el vecino distrito de Delaram, en la provincia suroccidental de Nimruz.

LEER MÁS: ONU condena matanza de civiles afganos en ataques de EEUU

La ONU indicó que había recibido información “específica y detallada” de 145 víctimas civiles, pero sólo ha podido verificar 39 hasta ahora. Además, informó que “reportes creíbles” de por lo menos otras 37 víctimas civiles, en su mayoría mujeres y niños, estaban bajo investigación.

El reporte agregó que algunos de los ataques afectaron también viviendas de civiles, las cuales no tenían ningún vínculo aparente con la fabricación de drogas.

 

Asimismo, el informe dejó claro que la posición de EE.UU. de atacar a objetivos económicos o financieros que a su juicio “sostienen la guerra” no está permitido por la legislación humanitaria internacional y que los civiles que trabajan en las instalaciones de droga “no pueden ser legalmente objeto de ataque y deben ser protegidos”.

Por ello, además de exigir el cese de los bombardeos a esos objetivos, reclamó a las Fuerzas Armadas de Estados Unidos en Afganistán (USFOR, por sus siglas en inglés) que realice una investigación “independiente y transparente” que esclarezca el impacto de esos ataques sobre la población civil.

LEER MÁS: ONU: Afganistán bate récord de muertes civiles en 2018

Tras la publicación del informe, las fuerzas militares estadounidenses refutaron rápidamente los hallazgos de la ONU, señalando una falla en los métodos de verificación del reporte y rechazando que hubiera civiles entre los fallecidos.

Sin embargo, el organismo internacional aseveró haber visitado la zona con la Comisión afgana de Derechos Humanos, y entrevistó a decenas de personas, tanto sobrevivientes como otros residentes.

Diferentes políticos y autoridades afganas denuncian que Estados Unidos está cometiendo crímenes de guerra, crímenes de lesa humanidad y genocidios en Afganistán, y han pedido a la Corte Penal Internacional (CPI) que investigue los actos de fuerzas norteamericanas en el país asiático.

Tras rendirse ante presiones y amenazas de Washington, la CPI, con sede en La Haya (Países Bajos) ha rechazado hasta el momento abrir una pesquisa por los crímenes de EE.UU. en Afganistán, hecho que ha provocado el repudio de diferentes grupos pro derechos humanos y oenegés en todo el mundo.

tmv/lvs/ftn/rba

Comentarios