• Un soldado de EE.UU. posa con un adolescente afgano muerto, 15 de enero de 2010. (Foto: Der Spiegel)
Publicada: viernes, 12 de abril de 2019 17:04
Actualizada: viernes, 12 de abril de 2019 18:01

Tras las presiones de EE.UU., la Corte Penal Internacional (CPI) rechaza la apertura de una investigación por crímenes de guerra de Washington en Afganistán.

Los jueces de la CPI han rechazado este viernes una petición de la fiscal de abrir una investigación sobre presuntos crímenes de lesa humanidad y crímenes de guerra que habrían sido cometidos en Afganistán desde 2003.

“Los jueces han decidido que una investigación sobre la situación de Afganistán en este momento no serviría a los intereses de la justicia”, ha confirmado mediante un comunicado la Corte, con sede en La Haya (Países Bajos).

La decisión se anuncia una semana después de que Estados Unidos revocara el visado de la fiscal jefe de la CPI, Fatou Bensouda, por investigar los supuestos crímenes de guerra perpetrados por los militares norteamericanos en el país asiático.

En 2017, Bensouda señaló que había “bases razonables para creer” que se habían cometido crímenes de guerra en Afganistán y afirmó que todas las partes implicadas en el conflicto debían ser examinadas, incluidos los miembros de las Fuerzas Armadas y de la Agencia Central de Inteligencia (CIA, por su acrónimo del inglés) de EE.UU.

Los jueces han decidido que una investigación sobre la situación de Afganistán en este momento no serviría a los intereses de la justicia”, señala en un comunicado emitido por la Corte Penal Internacional (CPI) para descartar la apertura de una investigación por presuntos crímenes de guerra cometidos por los militares norteamericanos en Afganistán desde 2003.

 

Teniendo en cuenta las declaraciones de la fiscal, los jueces han admitido que existía “una base razonable que permite considerar que se puedan haber cometido crímenes en Afganistán que son de la competencia de la CPI”.

Sin embargo, han rechazado que la investigación y el proceso judicial pudieran llevarse a cabo con éxito en la situación actual. “En consecuencia, es poco probable que la continuación de una investigación conduzca al logro de los objetivos enumerados por las víctimas a favor de la investigación”, concluyen los jueces.

El rechazo a la moción de Bensouda se produce después de que el secretario de Estado estadounidense, Mike Pompeo, advirtiera en marzo de que la Casa Blanca restringiría los visados de entrada a su territorio de cualquier persona de la CPI para intentar impedir cualquier investigación por la institución de las violaciones de los derechos humanos de las tropas estadounidenses desplegadas en Afganistán o en otros países, así como las de su aliado régimen israelí.

Pompeo reveló que la Administración del presidente Donald Trump tiene también planes para imponer embargos económicos a la CPI si “no cambia su actitud”.

Estados Unidos no ha ratificado el Estatuto de Roma que en 2002 constituyó la CPI, cuyo objetivo es llevar ante la justicia a los responsables de crímenes de guerra, crímenes de lesa humanidad y genocidios.

tmv/mla/ftm/rba

Comentarios