• El portavoz de Ansarolá, Muhamad Abdel Salam (centro), ofrece una conferencia de prensa en Suecia, 13 de diciembre de 2018. (Fuente: AFP)
Publicada: miércoles, 17 de abril de 2019 18:39
Actualizada: jueves, 18 de abril de 2019 7:06

Al vetar una resolución para poner fin al apoyo a la agresión saudí a Yemen, Trump ha destapado que EE.UU. está detrás de la campaña, denuncia Ansarolá.

El veto del presidente de EE.UU. “demuestra que Estados Unidos no solamente está implicado en la guerra de Yemen. Ha sido el inductor de esta guerra”, ha manifestado este miércoles el portavoz del movimiento popular yemení Ansarolá, Muhamad Abdel Salam, un día después de que Donald Trump vetara una resolución aprobada por el Congreso que instaba a Washington a dejar de respaldar la campaña bélica saudí.

Según el portavoz yemení, la medida del presidente estadounidense es una prueba de que otros implicados en la agresión solo siguieron la decisión de EE.UU. de ir a la guerra contra Yemen, y en realidad ejecutaron los deseos y ambiciones de Washington.

El veto de Trump también hace cargar a Estados Unidos con “la responsabilidad de las masacres, los crímenes y el injusto bloqueo que afectan a Yemen”, ha subrayado Abdel Salam.

(El veto) demuestra que Estados Unidos no solamente está implicado en la guerra de Yemen. Ha sido el inductor de esta guerra”, ha manifestado el portavoz del movimiento popular yemení Ansarolá, Muhamad Abdel Salam, un día después de que el presidente de EE.UU., Donald Trump, vetara una resolución aprobada por el Congreso que llamaba a Washington a poner fin al respaldo que da a la campaña bélica saudí.

 

El Congreso votó por primera vez el pasado 4 de abril una resolución para intentar detener la participación de Estados Unidos en un conflicto extranjero, pero Trump lo bloqueó el martes por considerar que es un ”intento innecesario y peligroso” de debilitar sus poderes constitucionales.

Esta medida del jefe de Estado norteamericano ha gustado a Emiratos Árabes Unidos (EAU), uno de los pilares de la campaña liderada por Arabia Saudí contra Yemen, que la ha calificado de “oportuna y estratégica”.

“La afirmación de apoyo del presidente Trump a la coalición árabe en Yemen es una señal positiva de la decisión de Estados Unidos respecto a los aliados de Estados Unidos. Los intereses estratégicos comunes se atienden mejor con este compromiso claro”, ha tuiteado este miércoles el ministro de Asuntos Exteriores emiratí, Muhamad Anwar Gargash.

Los ataques saudíes, que en su mayoría son realizados con aeronaves y bombas compradas a distintos países occidentales, como Estados UnidosFrancia, el Reino Unido y España, han acabado con la vida de más de 60 000 yemeníes.

A pesar de la inquietud internacional por los crímenes de lesa humanidad perpetrados a diario por los Al Saud y sus aliados en Yemen, Trump ha manifestado en varias ocasiones que mantendrá la relación estratégica con el régimen saudí y su príncipe heredero, Mohamad bin Salman, responsable de muchos otros actos criminales, como el asesinato del periodista disidente Jamal Khashoggi y el secuestro del primer ministro libanés, Saad Hariri, en 2017.

tmv/mla/krd/rba

Comentarios