• Un niño yemení, que sufre de desnutrición severa, es pesado en un hospital en la provincia de Hajjah, 26 de enero de 2019. (Foto: AFP)
Publicada: martes, 19 de marzo de 2019 16:47

Más de 100 000 niños yemeníes están en peligro de muerte en tan solo un año debido a la prolongada agresión saudí a Yemen y el bloqueo impuesto a este país.

Así lo ha advertido este martes el ministro yemení de Salud, Taha al-Mutavakel, al afirmar que los bombardeos llevados a cabo por Arabia Saudí y sus aliados árabes han destruido el 50 % de la infraestructura sanitaria en el empobrecido Yemen.

El 97 % de los equipamientos utilizados en hospitales y centros de salud en el país árabe ha excedido su vida útil debido al bloqueo impuesto por Riad y sus aliados, ha denunciado Al-Mutavakel.

El titular yemení ha alertado, además, de que el “único dispositivo de radioterapia para tratar a 40 000 pacientes con cáncer está a punto de quedarse fuera de servicio”. La coalición, comandada por Arabia Saudí, ha proseguido, está cometiendo “crímenes de guerra en Yemen, prohibiendo la entrada de equipos sanitarios que han excedido su vida útil”.

 

El responsable yemení ha lamentado, de igual modo, que el único Sistema de Resonancia Magnética (MRI, por sus siglas en inglés) existente en el país, instalado en el Hospital Al-Sura, en Saná, la capital yemení, no funcione a pesar de la necesidad urgente del dispositivo en tiempos de guerra.

Al-Mutavakel ha criticado, asimismo, a la Organización de las Naciones Unidas (ONU) por no cumplir de forma eficiente sus misiones humanitarias en Yemen.

En marzo ya se cumplen cuatro años de una guerra que la monarquía saudí emprendió contra Yemen, sin el aval de la ONU, con el objetivo de restaurar en el poder al fugitivo expresidente yemení, Abdu Rabu Mansur Hadi, aliado de Riad.

La campaña de bombardeos de Arabia Saudí ha causado más de 60 000 civiles muertos en Yemen, según un informe del proyecto Datos sobre Localización y Acontecimientos de Conflictos Armados (Acled, por sus siglas en inglés).

El conflicto ha ocasionado “la mayor crisis humanitaria del mundo”, donde hay unos 22 millones de personas que necesitan ayuda para sobrevivir y varios otros millones que padecen hambruna, de acuerdo con el Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR).

ftm/anz/snz/rba

Comentarios