• Yemeníes entre los escombros de los edificios destruidos por ataques de la coalición saudí en Saada, 10 de agosto de 2018. (Foto: AFP)
Publicada: viernes, 9 de noviembre de 2018 3:10
Actualizada: viernes, 9 de noviembre de 2018 3:56

El movimiento popular Ansarolá sindica a EE.UU. de estar detrás del recrudecimiento de los ataques de Arabia Saudí y sus aliados contra Yemen.

“El aumento de las medidas de guerra y hostilidades saudíes deriva de una orden de Estados Unidos”, remarca este jueves el portavoz de Ansarolá, Muhamad Abdel Salam, en referencia a las recientes ofensivas lideradas por Riad en Al-Hudayda (oeste de Yemen).

El miembro de Ansarolá destaca que el Ejército y los comités populares están plenamente conscientes de los planes del enemigo en la costa occidental y los otros frentes de batalla, de modo que “el enemigo solo ha logrado avanzar en algunos desiertos y valles”, agrega.

Actualmente, Yemen está luchando con los más poderosos países, pero la situación militar en los frentes “no es preocupante”, ha sostenido Abdel Salam.

El miércoles, el líder de Ansarolá, Abdulmalik al-Houthi, rechazó el llamado de los secretarios de Estado y de Defensa de EE.UU., Mike Pompeo y James Mattis, respectivamente, a favor de una tregua en Yemen, subrayando que “detrás de la agresión a Yemen está Estados Unidos”.

El aumento de las medidas de guerra y hostilidades saudíes deriva de una orden de Estados Unidos”, dice el portavoz del movimiento popular yemení Ansarolá, Muhamad Abdel Salam.

 

El vocero de Ansarolá, además, ha dejado claro que el régimen saudí es responsable de las consecuencias de los ataques en la ciudad portuaria de Al-Hudayda.

En los últimos días y desoyendo las advertencias de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) sobre la aguda hambruna que aqueja a Yemen, los saudíes han intensificado sus operaciones en Al-Hudayda, lugar de entrada del 80 % de la ayuda humanitaria y las importaciones comerciales.

Por su parte, el Ejército yemení ha infligido grandes pérdidas a Arabia Saudí y sus aliados en Al-Hudayda, en un caso reciente, ha cortado este jueves sus rutas de suministro.

El miércoles, la jefa ejecutiva del Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (Unicef, por sus siglas en inglés), avisó de que la batalla por la costa yemení podría cobrarse un precio “catastrófico” en términos de víctimas civiles.

fdd/ncl/snz/rba

Comentarios