• El presidente venezolano, Nicolás Maduro, en el 75.º período de sesiones de la Asamblea General de la ONU, 22 de septiembre de 2020.
Publicada: martes, 22 de septiembre de 2020 17:23
Actualizada: martes, 22 de septiembre de 2020 18:07

La ONU ha reafirmado la legitimidad de la presidencia de Nicolás Maduro en Venezuela al invitarlo a pronunciar un discurso, subraya un análisis.

El portal La Iguana Televisión destacó el lunes la presencia virtual de Maduro en la reunión de alto nivel en conmemoración del 75.º aniversario de la creación de la Organización de las Naciones Unidas (ONU).

La directiva de una organización de alto nivel como la ONU no ha dejado de ver a Nicolás Maduro como el principal líder político de nuestro país. Para este tipo de instancias internacionales el mandatario revolucionario es el único y legítimo presidente de Venezuela”, se lee en el informe.

Según el medio venezolano, para aquellos pocos gobiernos que se oponen y que no reconocen el mandato de Maduro en Venezuela, quien debió pronunciar este discurso fue el dirigente ultraderechista Juan Guaidó, como autoproclamado “presidente interino” del país suramericano.

Sin embargo, para La Iguana Televisión, “la idea de un Guaidó pronunciando un discurso frente a la directiva y los miembros de alto nivel de la ONU, resulta a todas luces absurda”.

Esto, explica el medio, se debe a que el referido dirigente ha perdido credibilidad no solo entre sus adláteres extranjeros, principalmente EE.UU. y la Unión Europea (UE), sino incluso entre sus propios seguidores dentro de Venezuela.

“El desmérito político del exintegrante del partido Voluntad Popular (VP) se ha venido incrementando debido a los actos de corrupción en los que se han visto involucrados tanto él como su equipo de trabajo”, precisa el reporte.

 

En mayo de 2018, Maduro fue reelegido presidente de Venezuela para continuar al frente del país sudamericano hasta 2025. Ignorando el voto popular que garantizó la legitimidad del mandato de Maduro, la oposición, liderada por Guaidó, y EE.UU., como principal patrocinador de la agenda golpista en Venezuela, se negaron a reconocer al presidente chavista y, hasta el momento, han seguido con sus conspiraciones contra el mandatario bolivariano para derrocarlo.

Esto, pese a que muchos observadores internacionales de diferentes países del mundo, que se desplazaron a Venezuela para monitorizar la transparencia del proceso electoral, confirmaron la legitimidad del mismo

ncl/anz/nsr/hnb