• Maduro: EEUU sopesa sanciones a programa de alimentos de Venezuela
Publicada: viernes, 24 de mayo de 2019 1:01
Actualizada: viernes, 24 de mayo de 2019 9:59

El presidente venezolano, Nicolás Maduro, asegura la continuidad del programa de alimentos CLAP, incluso, si EE.UU. impone sanciones a esta misión de ayuda.

“El imperialismo inmoral quiere destruir el CLAP (siglas de Comité Local de Abastecimiento y Producción), de tu familia, de la comunidad”, alertó el mandatario venezolano este jueves durante un acto en Caracas (capital).

Maduro hizo esta denuncia un día después de que el enviado estadounidense para Venezuela, Elliot Abrams, indicara que EE.UU. prepara nuevas sanciones contra funcionarios venezolanos que presuntamente se hayan lucrado del CLAP.

El mandatario venezolano, restando importancia a las posibles medidas coercitivas estadounidenses, dijo: “Hagan lo que quieran hacer, Venezuela va a seguir con los CLAP”.

El imperialismo inmoral quiere destruir el CLAP (siglas de Comités Locales de Abastecimiento y Producción), de tu familia, de la comunidad”, alertó el mandatario venezolano, Nicolás Maduro.

 

El CLAP es un programa estatal de distribución de alimentos subsidiados que ayuda a más de siete millones de familias en toda Venezuela a sortear la “guerra económica” emprendida por EE.UU. para generar reventa, especulación, acaparamiento y contrabando de productos básicos, y, con ello, el descontento de la población.

Maduro también retó a la oposición a expresarse sobre la posible medida de la Casa Blanca contra el programa subsidiado de alimentos: “¿Qué dice la derecha golpista?, aplaude al imperialismo”, lamentó.

El asedio económico y financiero de Estados Unidos contra Venezuela, no solo causa un grave daño económico sino un gran sufrimiento para el pueblo venezolano.

El miércoles, el ministro de Salud de Venezuela, Carlos Alvarado, sostuvo que, de los 5000 millones de euros en fondos venezolanos congelados en bancos estadounidenses y europeos por las sanciones, al menos 600 millones estaban destinados a la compra de alimentos y medicinas.

La tensión ha escalado en Venezuela desde el 30 de abril, con el golpe de Estado fallido, respaldado por Washington para sacar del poder a Maduro y poner en su lugar al líder opositor Juan Guaidó.

ncl/rha/tqi/mkh

Comentarios