• ‘El verdadero problema de salud de Venezuela es EEUU’
Publicada: jueves, 23 de mayo de 2019 10:06
Actualizada: jueves, 23 de mayo de 2019 10:29

El ministro de Salud de Venezuela, Carlos Alvarado, afirma que el bloqueo de Estados Unidos ha desbordado la crisis sanitaria en el país suramericano.

“El bloqueo comercial del que somos víctimas por parte de Estados Unidos, es el principal problema de salud”, subrayó el miércoles el ministro en una rueda de prensa ofrecida desde la ciudad suiza de Ginebra, donde viajó para participar en la asamblea anual de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Alvarado sostuvo que, desde 2014, cuando Washington empezó a imponer sanciones contra Venezuela, la mitad de las cincuenta firmas farmacéuticas internacionales con presencia en Venezuela han abandonado el país caribeño.

Además, indicó que de los 5000 millones de euros en fondos venezolanos congelados en bancos estadounidenses y europeos por las sanciones, al menos 600 millones estaban destinados a la compra de alimentos y medicinas.

El bloqueo comercial del que somos víctimas por parte de Estados Unidos, es el principal problema de salud”, aseveró el ministro venezolano de Salud, Carlos Alvarado.

 

De la cantidad de 600 millones de euros, el titular de Salud detalló que su cartera tenía previsto destinar 12 millones para la adquisición de vacunas a la Organización Panamericana de la Salud (OPS) con el fin de tratar el aumento de casos de la difteria y el sarampión entre la población venezolana.

Frente a este agravio imperialista, subrayó el ministro, “Venezuela no se ha quedado de brazos cruzados” y ha aumentado la cooperación sanitaria con países, entre ellos China, Rusia, Cuba, Palestina o Turquía, y entidades, como la OPS y la OMS.

El titular de Sanidad también lamentó que la falta de acceso a recursos para abastecer de medicamentos haya afectado a toda la población venezolana, especialmente, “a la población con menos recursos, que representa aproximadamente un 50 % del total”, precisó.

Desde 2014, Washington ha intensificado su carga imperialista contra Caracas con el objetivo de derrocar el Gobierno de Nicolás Maduro. Para ello, la Casa Blanca ha impuesto severísimas sanciones con la esperanza de aupar una rebelión popular que facilite la caída del líder chavista.

krd/ncl/mnz/hnb

Comentarios