• El ministro del Petróleo de Venezuela, Manuel Quevedo.
Publicada: jueves, 21 de junio de 2018 23:15
Actualizada: viernes, 22 de junio de 2018 17:15

El Gobierno de Venezuela denuncia que sanciones impuestas por Estados Unidos a ese país o a Irán constituyen un ‘ataque a la estabilidad del mercado petrolero’.

“Igual que Irán, Venezuela sufre las sanciones, que nos limitan. Son sanciones en lo financiero, en lo económico, que van en contra de nuestro pueblo”, ha dicho este jueves el ministro del Petróleo venezolano, Manuel Quevedo, en alusión a las sanciones impuestas por Washington a Caracas y Teherán.

En el séptimo Seminario Internacional de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP), celebrado en Viena, la capital de Austria, Quevedo ha subrayado también que Caracas condena cualquier “injerencia” de las potencias en el mundo para tratar de influir en el mercado petrolero.

“Todo ataque contra la estabilidad política y económica de un país petrolero es un ataque directo contra la estabilidad del mercado petrolero, cuyo recurso es para el desarrollo de toda la humanidad”, ha añadido.

De esta manera, ha resaltado que “ir en contra de la industria petrolera” es “ir en contra de los pueblos del mundo”, porque el petróleo es un instrumento para el desarrollo y la paz, y no para un ataque político.

Igual que Irán, Venezuela sufre las sanciones, que nos limitan. Son sanciones en lo financiero, en lo económico, que van en contra de nuestro pueblo”, ha dicho el ministro del Petróleo de Venezuela, Manuel Quevedo, en alusión a las sanciones impuestas por Washington a Caracas y Teherán.

 

Asimismo, el también presidente de la compañía estatal Petróleos de Venezuela Sociedad Anónima (PDVSA) ha enfatizado que el país bolivariano “se encuentra en estos momentos bajo una guerra no convencional (lanzada) por parte de una de las potencias económicas más grandes del mundo”.

Quevedo escribió en junio a otros miembros de la OPEP para pedirles que se unan contra las sanciones de Estados Unidos, haciéndose eco de una carta similar enviada a finales de mayo por Irán, en la que Teherán insistía en cumplir con el artículo 2 del estatuto del organismo internacional sobre la protección de los intereses de los países miembros.

mtk/lvs/mjs/rba

Comentarios