• El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ofrece un discurso en la Casa Blanca, Washington, 1 de marzo de 2018.
Publicada: sábado, 3 de marzo de 2018 0:04

El Gobierno de los Estados Unidos ha prorrogado un año más el decreto de ‘emergencia nacional’, que declara a Venezuela como una ‘amenaza inusual’ a la seguridad nacional y a los intereses estadounidenses, ha informado la Casa Blanca en un comunicado difundido este viernes.

El presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, ha emitido una nueva orden ejecutiva para prolongar un año más la “emergencia nacional” declarada en contra de Venezuela en 2015.

A juicio de Trump, quien se ha mantenido con los ojos fijos en lo que respecta a la coyuntura que atraviesa Venezuela, la situación en este país sudamericano “no ha mejorado”.

“Las circunstancias no han mejorado y continúan planteando una amenaza inusual y extraordinaria a la seguridad nacional y la política exterior de Estados Unidos”, señala el referido comunicado.

Trump ha argumentado que Venezuela sigue sufriendo “la persecución de los opositores políticos, la restricción de la libertad de prensa, el uso de la violencia y violaciones a los derechos humanos”.

La declaración de “emergencia nacional”, que es el término oficial que contienen estos decretos, sienta la base legal para que el presidente estadounidense pueda imponer sanciones a un país.

Las circunstancias (en Venezuela) no han mejorado y continúan planteando una amenaza inusual y extraordinaria a la seguridad nacional y la política exterior de Estados Unidos”, ha manifestado el presidente de los Estados Unidos, Donald Trump.

 

El magnate republicano ha situado a Venezuela en el centro de su política latinoamericana y desde su llegada a la Casa Blanca ha impuesto una serie de embargos contra más de medio centenar de funcionarios del Gobierno chavista, incluido el propio presidente venezolano, Nicolás Maduro.

Trump ha asegurado que no las retirará hasta que Venezuela regrese a la senda democrática. También, impuso una ronda de sanciones financieras, en un intento de ahogar la financiación del Gobierno de Maduro, y mantiene sobre la mesa la posibilidad de un embargo petrolero.

Todo esto se produce luego de que en Caracas el Gobierno y una parte de la oposición firmaron el jueves un acuerdo sobre garantías electorales para los comicios presidenciales del próximo 20 de mayo.

El decreto inicial fue firmado el 8 de marzo de 2015 por el expresidente estadounidense Barack Obama, que un año después lo prorrogó. El 24 de agosto del año pasado, Trump firmó otra orden ejecutiva que ampliaba la de su antecesor.  

lvs/ctl/snz/mjs

Comentarios