• El presidente de Estados Unidos, Barack Obama.
Publicada: lunes, 9 de marzo de 2015 18:43
Actualizada: martes, 18 de octubre de 2016 4:17

El presidente de Estado Unidos, Barack Obama, ha decidido imponer más sanciones a Venezuela, y la Cancillería del país bolivariano ha asegurado que Caracas responderá la decisión de Washington.

Obama ha ordenado este lunes la “implementación y ampliación” de las sanciones contra funcionarios venezolanos, al calificar el país sudamericano de una “amenaza” para la seguridad nacional del territorio norteamericano.

El portavoz de la Casa Blanca, Josh Earnest, ha dado a conocer la noticia, señalando que Obama considera la situación de Venezuela como una “amenaza extraordinaria e inusual a la seguridad nacional y la política exterior estadounidenses”.

Pronto el Gobierno de Venezuela dará a conocer su postura frente a esta política exterior de Estados Unidos.

Las nuevas sanciones suponen la suspensión de visas a siete militares y policías venezolanos, así como el bloqueo de sus bienes y su acceso a los sistemas financieros.

El mandatario estadounidense, además, ha urgido al Gobierno de Nicolás Maduro a liberar a todos los presos políticos, entre ellos Leopoldo López, el líder de la oposición, y Antonio Ledezma, alcalde derechista de la capitalina ciudad de Caracas.

Ante esta situación, la ministra de Exteriores de Venezuela, Delcy Rodríguez, ha aseverado que Caracas responderá “pronto” la decisión de Washington.

“Pronto el Gobierno de Venezuela dará a conocer su postura frente a esta política exterior de Estados Unidos”, ha asegurado.

La Casa Blanca aprobó en diciembre otras sanciones contra funcionarios venezolanos, lo cual provocó las represalias de Caracas, que prohibió la entrada al país de algunos líderes norteamericanos y la exigencia de visado para los estadounidenses.

La semana pasada, el Gobierno bolivariano exigió a EE.UU. que redujera su personal en Caracas. La Casa Blanca, por su parte, ha alegado que el número de empleados venezolanos en Washington es “desproporcionado”.

El dignatario venezolano, Nicolás Maduro, anunció el pasado 12 de febrero que su Gobierno había desmantelado un atentado golpista, orquestado desde Washington, y presentó pruebas de un plan magnicida de la derecha en su contra, además de denunciar acciones violentas contra instalaciones estatales del país bolivariano.

Debido a esta fallido golpe, Maduro anunció el sábado pasado una serie de medidas diplomáticas para EE.UU., para evitar que se repita cualquier ataque imperialista e injerencista en contra de la estabilidad y la paz del país suramericano.

 msm/ybm/nal

Comentarios