• Rusia y Ucrania acuerdan un nuevo canje de prisioneros
Publicada: lunes, 23 de diciembre de 2019 18:47
Actualizada: martes, 24 de diciembre de 2019 13:28

Rusia y Ucrania han consensuado un nuevo canje de prisioneros antes de finales de año en el marco del proceso de la distensión entre ambos países.

“El Grupo de Contacto ha acordado las condiciones para la liberación y el canje de las personas retenidas”, ha informado este lunes Borís Grizlov, el representante de Rusia en el Grupo de Contacto Trilateral, integrado por Ucrania, Rusia y la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE).

LEER MÁS: EEUU: Por no tener conflicto con Rusia, Ucrania no estará en OTAN

Martin Sajdik, un representante de la OSCE, ha confirmado dicho pacto y ha aseverado que se materializará hasta finales de 2019.

El Grupo de Contacto ha pactado el nuevo canje en una reunión por videoconferencia celebrada este lunes con la participación de representantes de ciertas áreas de las regiones de Donetsk y Lugansk (en el este de Ucrania). En el encuentro anterior, organizado en Minsk (capital de Bielorrusia), los representantes de Kiev y Donbás no lograron ponerse de acuerdo.

 

La representante de la autoproclamada república popular de Lugansk, que junto a Donestk forma la región de Donbás, ha reconocido el acuerdo. “Acordamos que serían liberados en lo que queda de año”, ha afirmado Olga Kobtseva.

Rusia y Ucrania intercambiaron prisioneros por última vez en septiembre, tras un entendimiento entre las partes que recibió el elogio de la comunidad internacional.

LEER MÁS: Putin y Zelenski abordan posible solución al conflicto bilateral

LEER MÁS: Moscú: Con Zelenski, Ucrania elige acercarse a Rusia

Moscú y Kiev buscan con estos pasos poner fin a las tensiones desatadas en 2014 entre ambas partes por los independentistas del este de Ucrania.

El conflicto en Donbás estalló en 2014 entre las tropas ucranianas y los independentistas rusoparlantes que se negaban a reconocer el Gobierno del expresidente ucraniano Petro Poroshenko. Desde entonces, más de 10 000 personas han muerto, según la Organización de las Naciones Unidas (ONU).

tmv/ctl/nkh/rba