• El premier ruso, Dimitry Medvedev, interviene en una sesión de la Duma de Rusia. 16 de abril de 2019.
Publicada: lunes, 22 de abril de 2019 9:45

El premier ruso, Dimitry Medvedev, dice que el resultado de los comicios en Ucrania revela que los ucranianos desean un nuevo enfoque para resolver sus problemas.

El jefe del Gobierno ruso ha asegurado este lunes que la victoria del cómico Volodimir Zelenski en las elecciones presidenciales del domingo en Ucrania pone de manifiesto que los ucranianos han apostado por “nuevos enfoques” para solucionar los problemas y confían en mejorar las relaciones entre Moscú y Kiev.

“El resultado [de las elecciones presidenciales] hace patente la demanda de nuevos enfoques a la solución de los problemas en Ucrania”, afirma Medvedev en un mensaje publicado este lunes en su página de la red social Twitter.

El primer ministro ruso se declara convencido de que Zelenski “mantendrá la retórica que ha utilizado durante la campaña electoral” y “repetirá los ideologemas ya conocidos, orientados a diversos grupos de la población”.

El resultado [de las elecciones presidenciales] hace patente la demanda de nuevos enfoques a la solución de los problemas en Ucrania”, dice el premier ruso, Dimitry Medvedev.

Al mismo tiempo, Medvédev opina que, con Zelenski en la Presidencia ucraniana, se pueden crear oportunidades para establecer y poner en marcha mecanismos a fin de mejorar las relaciones entre Ucrania y Rusia.

Para lograrlo, destaca el político ruso, hace falta honestidad, una postura pragmática y responsable que tenga en cuenta la realidad política, en particular la situación en el este de Ucrania.

Medvédev también ha manifestado su deseo de que los nuevos líderes de Ucrania se comporten con sentido común y entiendan que la relación entre estas dos naciones vecinas se forjó a lo largo de la historia y, por lo tanto, debe estar por encima de la coyuntura política.

Desde que en 2014 comenzó el conflicto armado entre el Ejército de Kiev y las autoproclamadas repúblicas populares de Donetsk y Lugansk, ambas en el este del país, Ucrania ha sufrido una de sus peores crisis, que se ha ido deteriorando con la gestión del todavía presidente en funciones Petro Poroshenko, pues achaca a Rusia la culpa de esta coyuntura.

Dicha situación hizo que las relaciones entre Kiev y Moscú fueran de mal en peor, especialmente tras la posterior adhesión de Crimea a la Federación Rusa por medio de una consulta popular.

Zelenski se ha manifestado en contra de conceder un estatuto especial de autonomía a las provincias rebeldes Donetsk y Lugansk —medida incluida en los acuerdos de Minsk II de febrero de 2015— y rechaza también indultar a los dirigentes independentistas, pero apuesta por negociar con Rusia.

krd/alg/nii/

Comentarios