• Dromundo: Canje de presos resulta del cambio de Kiev hacia Moscú
Publicada: sábado, 7 de septiembre de 2019 21:57
Actualizada: domingo, 8 de septiembre de 2019 2:24

El cambio de actitud de Ucrania hacia Rusia marca el inicio de la distensión entre ambos países, opina un analista sobre un canje de presos rusos y ucranianos.

El analista en temas internacionales Rolando Dromundo ha resaltado en una entrevista concedida este sábado a la cadena HispanTV que el reciente deshielo político entre Rusia y Ucrania, con la liberación de 35 presos por cada parte, se debe, sobre todo, al cambio de rumbo que ha tomado Kiev desde que Volodímir Zelenski asumió el pasado mayo el cargo de presidente del país.

“Con (el expresidente ucraniano, Petro) Poroshenko, el Gobierno ucraniano no tenía ninguna intención de buscar un acuerdo, estaba una actitud belicosa y ofensiva continúa contra Rusia. Por otra parte, Zelenski, desde que llegó a la Presidencia, está buscando un diálogo”, ha precisado Dromundo.

Para el experto, el intercambio de 70 prisioneros políticos en total, 35 rusos y 35 ucranianos, que ambos lados han venido pidiendo desde hace muchos años, es un primer paso muy importante en el camino hacia la distensión.

LEER MÁS: Moscú: Con Zelenski, Ucrania elige acercarse a Rusia

Con (el expresidente ucraniano, Petro) Poroshenko, el Gobierno ucraniano no tenía ninguna intención de buscar un acuerdo, estaba una actitud belicosa y ofensiva continúa contra Rusia. Por otra parte, (Volodímir) Zelenski desde que llegó a la Presidencia está buscando un diálogo”, dice el analista Rolando Dromundo.

 

El entrevistado insiste en que este primer “acuerdo de liberación de prisioneros puede servir como contacto para generar confianza de que es posible, paso a paso, encontrar un acuerdo que pueda llevar a largo plazo a una solución definitiva”.

Aviones con los prisioneros liberados han aterrizado este sábado en los aeropuertos de Moscú y de Kiev. El presidente de Rusia, Vladimir Putin, había adelantado que el canje de presos a gran escala era un buen paso hacia la normalización de los lazos con Kiev, tensados desde 2014 por la crisis en Ucrania.

Entre los detenidos ucranianos hay 24 marineros, capturados por Moscú en noviembre de 2018 tras entrar en aguas territoriales rusas al intentar cruzar el estrecho de Kerch, que comunica el mar Negro y el mar de Azov, entre la península de Crimea y el sureste de Ucrania.

LEER MÁS: Máxima tensión entre Rusia y Ucrania por enfrentamiento en Kerch

Dromundo pone de relieve que “un acuerdo político no es fácil, porque obviamente en estas aguas territoriales compartidas, cada uno tiene una percepción diferente sobre Crimea”. 

La tensión ruso-ucraniana se desató hace cuatro años, cuando Crimea, que pertenecía a Ucrania, decidió reincorporarse en 2014 a Rusia, tras una consulta popular. Kiev y sus aliados occidentales no reconocieron la anexión e impusieron sanciones a Moscú, azuzando las tensiones en la zona.

Fuente: HispanTV Noticias

bhr/ncl/mkh

Comentarios