• Líderes europeos no tomarán medidas unilaterales sobre refugiados
Publicada: viernes, 19 de febrero de 2016 11:25
Actualizada: viernes, 19 de febrero de 2016 18:05

Los jefes de Estado y de Gobierno de la Unión Europea (UE) se han comprometido este viernes a no tomar medidas unilaterales en materia de inmigración y gestión del creciente flujo de refugiados.

Han anunciado, también, su voluntad de celebrar una cumbre "a principios de marzo" con Turquía, país con el que quieren estrechar la cooperación para contener el paso de migrantes.

Las soluciones europeas no son sólo las decisiones tomadas en Bruselas, son también, y en primer lugar, las decisiones tomadas en las capitales. Debemos aceptarlas, pero también demostrar una mejor coordinación de estas decisiones", ha indicado el presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk.

"Las soluciones europeas no son sólo las decisiones tomadas en Bruselas, son también, y en primer lugar, las decisiones tomadas en las capitales. Debemos aceptarlas, pero también demostrar una mejor coordinación de estas decisiones", ha indicado el presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, en una comparecencia sin preguntas al término de la primera jornada de cumbre de líderes de la UE.

El presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, por su parte, ha destacado el acuerdo "por unanimidad" de los líderes para que el planteamiento debe de ser europeo y que "las individualidades nacionales no son recomendables".

Refugiados sirios en la isla de Kos, Grecia.

 

La cita de los jefes de Estado y de Gobierno de la Unión Europea tenía por objetivo cerrar un acuerdo para redefinir las relaciones del Reino Unido con el resto de socios del bloque comunitario, pero las tensiones entre los Estados miembros por la gestión de la crisis de refugiados ha ocupado la mayor parte de la jornada.

La cena de los mandatarios, que inició pasadas las 20:00 horas, ha durado unas seis horas en las que han discutido sobre la polémica decisión de Austria de limitar la entrada de refugiados a su territorio, algo que la propia Comisión ha advertido de que es "ilegal" y que ha provocado malestar en "la mayoría" de Estados miembro, incluidos Alemania, Grecia y Polonia, según fuentes diplomáticas.

mah/ncl/hnb

Comentarios