• Vista general de una zona en la provincia iraní de Juzestán (suroeste), afectada por inundaciones, 15 de abril de 2019. (Foto: IRNA).
Publicada: lunes, 15 de abril de 2019 16:43

El presidente de Irán ha emitido nuevas órdenes de prevención a los gobernadores provinciales ante la nueva ronda de lluvias que azota al país persa.

A través de conversaciones telefónicas, el presidente Hasan Rohani ha enfatizado a los gobernadores de las provincias de Sistán y Baluchistán (sureste), Jorasán del Sur y Jorasán Razavi (ambas en el este), Hormozgán (sur), Kerman (suroeste), Lorestán (oeste) y Juzestán (suroeste) la necesidad de adoptar medidas necesarias y prepararse en pleno para hacer frente a las nuevas amenazas de inundaciones.

Así mismo, Rohani ha resaltado el requisito de mantener una vigilancia integral para impedir las pérdidas humanas y materiales.

El jefe del Ejecutivo persa también ha apreciado los esfuerzos hechos por el Comité de Gestión de Crisis y de todas las unidades e instituciones gubernamentales, públicas y militares por compensar a damnificados por las riadas que hasta el momento se han saldado con más de 76 muertos.

 

El Gobierno persa ya había enfatizado con anterioridad a estos mismos ejecutivos, a mantener “en alerta máxima” a los servicios de emergencia y equipos de rescate mientras exista el riesgo de inundaciones.

La temporada de lluvias comenzó a mediados de marzo en las provincias septentrionales del país —Golestán y Mazandarán—. Los chubascos también anegaron zonas urbanas y rurales en las provincias occidentales y suroccidentales.

Conforme ha alertado la Organización Meteorológica de Irán, mañana martes entrará una nueva precipitación a Irán desde el noroeste del país.

El Líder de la Revolución Islámica de Irán, el ayatolá Seyed Ali Jamenei, envió este mismo lunes una carta a Rohani, donde urgió “una actuación urgente del Gobierno” para compensar “cuanto antes” a la gente que sufrió daños materiales graves en las riadas.

El ministro iraní del Interior, Abdolreza Rahmani Fazli, estimó el domingo que los daños registrados debido a este desastre natural ascienden hasta el momento a entre 300 000 y 350 000 millones de riales iraníes (entre 1900 y 2250 millones de euros aproximadamente).

tqi/sjy/fdd/rba

Comentarios