• En la imagen se observan zonas inundadas cerca de Andimeshk en la provincia sur occidental de Juzestán, 9 de abril de 2019. (Foto: IRNA)
Publicada: miércoles, 10 de abril de 2019 9:35

Los Servicios de Emergencias de Irán anuncian más medidas de apoyo a los damnificados de las inundaciones en víspera de la llegada de un nuevo frente de lluvias.

El director de los Servicios de Emergencias de Irán, Hosein Kolivand, informó ayer martes las medidas de prevención y asistencia puestas en marcha para apoyar a los damnificados de las últimas inundaciones que han afectado a 21 de las 31 provincias del país persa.

Las primeras inundaciones comenzaron el 19 de marzo en el norte de Irán. Desde el 1 de abril otras zonas en el suroeste, el oeste y el sur del país, como las provincias de Kermanshah, Juzestán, Ilam y Lorestán, registraron fuertes precipitaciones.

Según Kolivand, desde que comenzara dicho desastre natural, 2500 personas han sido trasladadas a centros de salud en áreas inundadas, de las cuales aproximadamente 500 son mujeres en estado de gravidez.

Los correspondientes Servicios de Emergencia de cada una de las provincias inundadas han facilitado el traslado de los enfermos bajo el tratamiento de diálisis diario a otros centros de salud más seguros, dijo el funcionario público.

Dentro de las tareas de asistencia humanitaria, agregó, también se enmarca el suministro de medicamentos especiales y su distribución gratuita, visitas gratuitas a pacientes y personas heridas en los campamentos de emergencia levantados para la ocasión y, no menos importante, la presencia de los equipos sanitarios en las zonas que se encuentran en estado de alerta para intervenir ante cualquier eventualidad.

El suministro de medicamentos especiales y su distribución gratuita, visitas gratuitas a pacientes y personas heridas en los campamentos de emergencia levantados para la ocasión y, no menos importante, la presencia de los equipos sanitarios en las zonas que se encuentran en estado de alerta para intervenir ante cualquier eventualidad”, son algunas de las medidas anunciadas por el director de los Servicios de Emergencias de Irán, Hosein Kolivand, para mitigar el sufrimiento de los damnificados por las inundaciones.

Un helicóptero de asistencia sanitaria sobrevuela una localidad cercana a Joramabad, en la provincia de Lorestán, 9 de abril de 2019 (Foto: IRNA)

 

En este contexto, puntualizó que los equipos médicos también se han instalado para ofrecer asistencia psicosocial y psicológica a los afectados, un aspecto muy importante cuando acaecen desastres naturales de esta naturaleza con sus correspondientes pérdidas millonarias en lo que respecta a daños materiales.

Los Servicios de Emergencia de los lugares afectados por las riadas, hasta el momento, han atendido a más de 650 000 personas que acudieron a los centros de salud, clínicas y hospitales de dichas regiones, destacó para luego especificar la hospitalización de 120 000 personas en estos mismos centros de salud en las provincias perjudicadas por las crecidas de los ríos.

“Hasta ahora, 1076 personas han resultado heridas en las áreas afectadas por las inundaciones del país y 77 han muerto”, Kolivand puso en conocimiento de los periodistas reunidos en la sala de prensa de la sede de los Servicios de Emergencia de Irán, situado en la capitalina ciudad de Teherán.

Mientras todo el país se prepara para afrontar la llegada de un nuevo frente de lluvias torrenciales, previstas para este fin de semana, las autoridades iraníes han aprobado mayores medidas presupuestarias para mitigar los posibles daños personales y materiales que pudieran provocar las nuevas inundaciones anunciadas para las provincias de Juzestán y Lorestán.

Esta situación se presenta en momentos en que las sanciones de Estados Unidos impiden la entrega de ayuda humanitaria de otros países a la República Islámica de Irán para dar asistencia a los damnificados por las inundaciones.

El Ejército, el Cuerpo de Guardianes de la Revolución Islámica (CGRI) de Irán y Basich se encuentran entre otras entidades destacadas del país que han enviado sus miembros a las provincias para colaborar con los damnificados.

krd/ktg/msf

Comentarios