• La gente se resguarda del agua en el pueblo inundado de Bamdez, en Juzestán, Irán, 4 de abril de 2019. (Foto: AFP)
Publicada: lunes, 8 de abril de 2019 16:54
Actualizada: lunes, 8 de abril de 2019 17:31

Pese a las restricciones de Estados Unidos, varios países y organismos internacionales anuncian que están listos para ayudar a Irán tras las fuertes inundaciones.

Las sanciones impuestas por el Gobierno estadounidense contra Irán han impedido la entrega de ayuda humanitaria tras las fuertes inundaciones que afectaron a varias provincias del país persa. Teherán considera dichos embargos como “terrorismo económico”.

Sin embargo, varios países y organismos se han solidarizado con la República Islámica y han expresado su disposición a enviar artículos médicos y de primera necesidad a Irán, incluyendo los altos cargos de la Oficina de las Naciones Unidas para la Coordinación de Asuntos Humanitarios (OCHA, por sus siglas en inglés) en Irán, la Federación Internacional de la Cruz Roja y la Media Luna Roja (IFRC, por sus siglas en inglés), la Media Luna Roja de Kuwait, la Media Luna Roja de Afganistán y la Media Luna Roja de Azerbaiyán.

Además, la Cruz Roja y la Media Luna Roja de Alemania, Turquía y Kuwait han enviado ayuda no monetaria para los afectados. La Cruz Roja de Rusia, Suecia y Francia también han anunciado que están enviando sus suministros. A su vez, la Unión Europea (UE) y la IFRC se han comprometido a enviar contribuciones económicas.

 

El movimiento Hezbolá Al-Nuyaba de Irak, por su parte, ha agradecido el apoyo de la República Islámica en su lucha contra el terrorismo y ha dicho que ahora está listo para ayudar al país.

Países como China, Noruega y Paquistán también han ofrecido cooperar para aliviar el sufrimiento de los damnificados.

Las primeras inundaciones comenzaron en el norte de Irán el 19 de marzo. Desde el lunes, otras zonas en el suroeste, el oeste y el sur del país, como las provincias de Kermanshah, Juzestán, Ilam y Lorestán, han registrado fuertes precipitaciones. Se reporta un saldo de 70 muertos, más de 760 heridos —según fuentes hospitalarias— y millones de dólares en pérdidas materiales.

De hecho, la magnitud de las inundaciones sin precedentes ha arrebatado la calma de la vida cotidiana de los ciudadanos iraníes en 21 de las 31 provincias del país.

ftn/ctl/rba

Comentarios