• El portavoz de la Cancillería de Irán, Bahram Qasemi, en una conferencia de prensa en Teherán.
Publicada: sábado, 6 de abril de 2019 22:20
Actualizada: lunes, 8 de abril de 2019 9:25

Teherán valora la ayuda humanitaria de Kuwait a las víctimas de las inundaciones en Irán como un signo de solidaridad y fraternidad islámica.

El portavoz de la Cancillería iraní, Bahram Qasemi, ha subrayado que la asistencia humanitaria de Kuwait, independientemente de su valor material, es una muestra de la responsabilidad humana, la solidaridad y la fraternidad islámica entre los países musulmanes en circunstancias difíciles y de desastres naturales.

“En los últimos días hemos sido testigos de la disposición de otros países, incluidos algunos países asiáticos y europeos, para enviar ayuda, cuyos detalles hablaremos en el futuro”, ha manifestado este sábado el vocero del Ministerio de Asuntos Exteriores de Irán.

En una entrevista exclusiva con la agencia de noticias iraní IRNA, el funcionario iraní ha señalado que el primer paquete de ayuda provisto por Kuwait para las personas afectadas por las inundaciones consiste en bombas de evacuación de agua, productos farmacéuticos, 40 toneladas de alimentos y otros artículos.

En los últimos días hemos sido testigos de la disposición de otros países, incluidos algunos países asiáticos y europeos, para enviar ayuda, cuyos detalles hablaremos en el futuro”, ha manifestado el vocero de la Cancillería iraní, Bahram Qasemi, en referencia a la asistencia humanitaria para los afectados de las inundaciones en Irán.

 

Posteriormente, Kuwait cooperará en la construcción de clínicas médicas móviles, así como en el suministro de ambulancias. La embajada kuwaití en Teherán, capital iraní, expresó sus condolencias a las familias de las víctimas de los desastres naturales e informó que el envío de paquetes de ayuda continuará en las próximas semanas.

Las primeras inundaciones comenzaron en el norte de Irán el 19 de marzo. Poco después, otras zonas en el suroeste, oeste y sur del país persa, como las provincias de Kermanshah, Juzestán, Ilam y Lorestán, registraron fuertes precipitaciones. Se reporta un saldo de 70 muertos, más de 760 heridos (según fuentes hospitalarias) y millones de dólares en pérdidas materiales.

El Líder de la Revolución Islámica de Irán, el ayatolá Seyed Ali Jamenei, instó el martes a las autoridades a tomar las medidas necesarias para resolver los problemas en las zonas afectadas por las inundaciones.

lvs/ncl/fdd/rba

Comentarios