• El presidente checheno, Ramzan Kadyrov, pasa revista a fuerzas especiales chechenas en Grozny (capital).
Publicada: viernes, 2 de octubre de 2015 19:18
Actualizada: miércoles, 30 de diciembre de 2015 14:26

La República de Chechenia ha expresado este viernes su disposición a desplegar tropas en Siria para luchar contra el grupo terrorista EIIL (Daesh, en árabe).

"Pido que nos permitan llegar allí para participar en esas operaciones", ha dicho el presidente checheno, Ramzan Kadyrov, dos días después de que Rusia iniciara sus ataques aéreos contra Daesh.

En el momento en que los terroristas de Siria se den cuenta de que soldados (chechenos) están de camino, inmediatamente saldrán de allí", ha declarado el presidente checheno, Ramzan Kadyrov.

Tras recalcar la gran capacidad de combate de los soldados chechenos, Kadyrov ha solicitado al presidente ruso, Vladimir Putin, que permita el envío de los mismos a Siria.

Vladimir Putin, presidente de Rusia.

 

"En el momento en que los terroristas de Siria se den cuenta de que soldados (chechenos) están de camino, inmediatamente saldrán de allí", ha declarado Kadyrov en defensa de sus fuerzas.

El mandatario checheno recuerda que en 1999, cuando su país “estaba en manos de esos malvados, yo, como musulmán, checheno y patriota ruso, prometí dedicar toda mi vida a combatir (a los terroristas) en todas partes".

Kadyrov se ha declarado a sí mismo como enemigo número uno de EIIL y ha señalado que si los terroristas hubieran podido asesinarlo, lo habrían hecho.

En otra parte de sus palabras, Kadyrov ha protestado por que se llame “Estado Islámico” a Daesh, ya que los actos bárbaros de ese grupo no tienen nada que ver con Islam.

En febrero de 2015, Kadyrov puntualizó que EIIL ha sido creado por Estados Unidos y sus aliados para usarlo en la guerra secreta que han lanzado contra el Islam.

En septiembre del mismo año, el mandatario checheno aseveró que la meta de EE.UU. y de Europa en Siria no es eliminar a EIIL, sino derrocar al presidente, Bashar al-Asad.

La violencia desatada en Siria a partir de 2011 por grupos terroristas apoyados a desde el extranjero, ha causado la muerte de más de 250.000 personas, además de dejar más de 11 millones de desplazados.

kaa/mla/rba

Comentarios