• Soldados de EE.UU. desplegados cerca de un campo petrolero en Al-Malikiya, en Al-Hasaka, noreste de Siria, 27 de octubre de 2020. (Foto: AFP)
Publicada: miércoles, 28 de octubre de 2020 6:05

EE.UU. sigue el robo del petróleo sirio y envía un nuevo convoy con el oro negro saqueado de las zonas norteñas y orientales del país árabe a Irak.

Conforme reportó la agencia siria de noticias, SANA, una columna de 37 camiones cisterna cargados con el crudo sirio, salió el martes por la noche de la región de Al-Yazira, en la provincia de Al-Hasaka (noreste), rumbo a Irak a través del cruce fronterizo de Al-Walid.

El medio sirio, que cita a fuentes locales bajo condición de anonimato en la localidad fronteriza de Al-Suwaidiya, agregó que dicha caravana fue escoltada por varios vehículos blindados de las fuerzas estadounidenses y sus afiliados kurdo-árabes de las Fuerzas Democráticas Sirias (FDS).

SANA denunció, además, que las fuerzas de Estados Unidos, en plena cooperación con los milicianos de las FDS, controlan la mayoría de los campos petrolíferos en la región siria de Al-Yazira y roban sus recursos naturales.

 

Asimismo, repudió que Washington ha desplegado, en los últimos meses, miles de vehículos blindados y camiones con material logístico y armas en sus bases ilegales en la gobernación de Al-Hasaka y las zonas circundantes.

EE.UU. no se limita a robar el hidrocarburo sirio de forma pública, sino que ha ido más allá en sus planes imperialistas y recientemente dio el aval a la empresa petrolera Delta Crescent Energy LLC para que firmara un contrato con las FDS a fin de saquear el petróleo de Siria.

La citada compañía estadounidense está activando los pozos de petróleo de Siria en la región de Al-Yazira, donde EE.UU. tiene desplegadas miles de tropas para dominar los campos de crudo y gas más importantes del país árabe.

Damasco ha condenado en reiteradas ocasiones el saqueo de su petróleo por EE.UU. El presidente sirio, Bashar al-Asad, ha asegurado que, una vez se produzca la liberación de la provincia de Idlib, considerada el último bastión de los terroristas en el noroeste del país, los miembros del Ejército de Siria acabarán con la ocupación estadounidense.

myd/ktg/fmk/mjs