• Militares sirios entran en Saraqib, el feudo terrorista en Idlib
Publicada: jueves, 6 de febrero de 2020 21:59
Actualizada: viernes, 7 de febrero de 2020 18:15

El Ejército sirio ha entrado en la estratégica ciudad de Saraqib, un logro de la operación antiterrorista que desarrolla desde diciembre en el noroeste del país.

Conforme reporta la agencia oficial siria SANA, el Ejército sirio ha entrado este jueves en Saraqib, desde cuatro direcciones, tras asfixiar a los terroristas en los alrededores de la ciudad, sita en la provincia de Idlib (noroeste) y a unos 330 kilómetros al norte de Damasco, la capital del país árabe.

Antes de ingresar a la ciudad, los soldados sirios frustraron un feroz ataque de los terroristas en los ejes de al-Nayrab y Mardij, respectivamente al noreste y al sur de Saraqib, que trataban de hacer una brecha en el cerco impuesto por las unidades militares sirias, prosigue el reporte.

La ofensiva ha dejado un gran número de muertos y heridos en las filas terroristas, mientras varios elementos extremistas han escapado del campo de batalla.

Nada más entrar en la ciudad, las unidades de desactivación de bombas y minas del Ejército sirio han dado comienzo a labores para despejar el área de artefactos explosivos.

 

El Ejército sirio ha trabajado en esta operación desde hace unos días estableciendo un férreo cerco en Saraqib. Horas antes de penetrar en la localidad, las fuerzas sirias habían logrado liberar las aldeas de Tlafah, Jallas, Yadidah Tlafah, Al Zahabeya y Afes, situadas al este y oeste de la citada ciudad.

El miércoles, unidades militares sirias se abrieron paso hacia Saraqib, el último bastión terrorista que resta en la autopista entre Alepo y Damasco, y reconquistar esta ciudad constituye una victoria estratégica que permitirá reabrir este camino, considerado una arteria de la economía siria.

Las ofensivas del Ejército sirio en Idlib se producen en respuesta a las constantes violaciones por parte de los terroristas del acuerdo de Sochi, sellado en septiembre de 2018 por Rusia y Turquía, que establecía la creación de una zona desmilitarizada entre los extremistas y las fuerzas sirias en esa provincia.

Tras rechazar los extremistas el ultimátum del Ejército sirio para que entreguen sus armas, las fuerzas sirias reanudaron con fuerza su ofensiva para expulsar a los terroristas de Idlib, pese a las amenazas de Turquía de atacar a las tropas leales al Gobierno de Damasco si estas no cesaban su marcha hacia esta provincia, último reducto de terroristas en Siria.

tqi/ncl/nlr/mjs

Comentarios