• Niños muertos durante un ataque atribuido a Turquía en la localidad siria de Tal Rifat, en la provincia de Alepo, 2 de diciembre de 2019.
Publicada: martes, 3 de diciembre de 2019 19:25
Actualizada: miércoles, 4 de diciembre de 2019 18:43

El Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef) ha denunciado la muerte de ocho niños durante una nueva ofensiva aérea de Turquía en el norte de Siria.

En un comunicado publicado este martes, el organismo ha lamentado un nuevo bombardeo, registrado el lunes en la localidad siria de Tal Rifat, en la zona rural de la provincia de Alepo, donde, según los reportes, al menos 11 civiles, entre ellos 8 niños de menos de 15 años, perdieron la vida.

De acuerdo con Unicef, al menos 34 niños han sido asesinados en los ataques lanzados en Siria en las cuatro últimas semanas, algo que evidencia, en opinión de la agencia internacional, los efectos de la “escalada de violencia” en el país árabe.

Por su parte, el director regional de Unicef para Oriente Medio y el norte de África, Ted Chaiban, ha reprobado que, en casi nueve años de conflicto armado en Siria, el principio fundamental de protección hacia la infancia haya sido completamente ignorado.

“Los niños deben estar siempre protegidos, no deben ser un objetivo y a aquellos que deliberadamente atenten contra sus vidas, se les exigirán responsabilidades”, ha sostenido el alto responsable de Unicef.

Los niños (sirios) deben estar siempre protegidos, no deben ser un objetivo y a aquellos que deliberadamente atenten contra sus vidas, se les exigirán responsabilidades”, ha sostenido el director regional de Unicef para Oriente Medio y el norte de África, Ted Chaiban.

 

El Ejército de Turquía lanzó el 9 de octubre una operación transfronteriza en el noreste de Siria para atacar a las milicias kurdas en dicha zona, una ofensiva que causó la muerte de decenas de civiles sirios y el desplazamiento de cientos de miles de personas.

LEER MÁS: Ataque turco a Siria deja 71 civiles muertos y 300 000 desplazados

Transcurridos varios días de esta violenta ofensiva, Turquía y Rusia cerraron un acuerdo que estableció la creación de una zona de seguridad de 30 kilómetros de profundidad en el noreste de Siria, de la cual serían retiradas las milicias kurdas, a cambio del cese de la ofensiva militar de Turquía a esta región.

Sin embargo, varios informes indican que las fuerzas turcas y sus facciones aliadas aún siguen violando la soberanía siria, atacando a las ciudades norteñas del país, además de enfrentarse duramente con las fuerzas gubernamentales desplegadas en la frontera de Turquía.

LEER MÁS: Duros choques entre Ejército sirio y tropas turcas en Al-Hasaka

Ante tal coyuntura, el Ejército sirio no se quedó de brazos cruzados y envió más fuerzas a las ciudades fronterizas con Turquía, impidiendo que Ankara invadiera más territorios en el norte de su suelo. Damasco ha prometido, además, seguir luchando contra el terrorismo y la ocupación extranjera de sus tierras hasta lograr la victoria definitiva.

myd/anz/nlr/rba

Comentarios