• El enviado de la ONU para Siria, Geir Pedersen, en El Cairo, capital egipcia, 27 de enero de 2019. (Foto: AFP)
Publicada: viernes, 1 de marzo de 2019 1:14

El enviado de la ONU para Siria, Geir Pedersen, enfatiza en que los altos del Golán, ocupados por Israel, forman parte del territorio sirio.

“Obviamente, el Consejo de Seguridad tiene muy claro que el Golán forma parte del territorio sirio”, dijo el jueves el diplomático noruego Geir Pedersen, haciendo hincapié en que la integridad territorial de Siria ha quedado refrendada en la resolución 2254 del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas (CSNU).

Pedersen respondió así a una pregunta sobre si algunos intentos llevados a cabo por un grupo de legisladores republicanos del Congreso de EE.UU. para reconocer la soberanía israelí sobre los altos del Golán sirios podrían afectar la misión de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) para el país árabe.

Los senadores Ted Cruz, Tom Cotton y el representante Mike Gallagher presentaron el miércoles un proyecto de ley que busca garantizar la seguridad del régimen de Israel ante lo que los legisladores llaman una “amenaza” planteada por otros países.

Obviamente, el Consejo de Seguridad tiene muy claro que el Golán forma parte del territorio sirio”, dijo el enviado de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) para Siria, Geir Pedersen. 

 

Israel ocupó parte de la meseta del Golán (en el sur de Siria), tras la guerra de los Seis Días en 1976, e incorporó esta zona a su sistema jurídico en 1981, lo que implica una anexión de facto, que ha recibido el rechazo de muchos países y organizaciones internacionales, como el CSNU.

El Consejo de Seguridad abordó el jueves la situación en Siria durante una reunión, en la que también intervino Pedersen, quien a su vez hizo alusión a que la solución de la crisis en el país árabe “comienza por respetar su soberanía, integridad territorial e independencia”, además de elaborar un plan para un proceso político dirigido por los propios sirios.

El noruego urgió la repatriación de los desplazados sirios y culpó a “la intervención foránea” por “la escalada de la crisis en Siria”.

Desde el inicio de los ataques de la coalición liderada por EE.UU. en 2014, Siria calificó de “ilegal” la presencia de las fuerzas extranjeras, y denunció que los estadounidenses y los milicianos apoyados por Washington solo complicaban más la situación del país y obstaculizaban una posible solución a la crisis siria.

ftm/sjy/mnz/rba

Comentarios