• Los miembros de la alianza terrorista Hayat Tahrir Al-Sham en una zona ocupada en Siria.
Publicada: jueves, 31 de enero de 2019 11:15
Actualizada: jueves, 31 de enero de 2019 18:23

Rusia avisa del reforzamiento de los terroristas en la provincia siria de Idlib y de la preparación de ataques químicos para achacarlos al Gobierno de Al-Asad.

“Los miembros de la alianza terrorista Hayat Tahrir Al-Sham no solo disparan a diario contra zonas habitadas, sino que están aumentando su poderío cerca de la línea de contacto con las fuerzas gubernamentales sirias” en Idlib (oeste), ha alertado este jueves la portavoz de la Cancillería de Rusia, María Zajárova.

Hayat Tahrir Al-Sham, liderada por el Frente Al-Nusra (autoproclamado Frente Fath Al-Sham), es un bloque que tiene bajo control la mayor parte de Idlib, último bastión de los terroristas en Siria.

La vocera rusa ha precisado también, según informes, los terroristas siguen intentando de escenificar el uso de armas químicas contra la población civil para echar la culpa de estas operaciones al Gobierno sirio, presidido por Bashar al-Asad.

Estos días, apunta Zajarova, los llamados cascos blancos están alistando “el equipo necesario para la filmación de actos provocativos de este tipo”.

Los terroristas de la alianza terrorista Hayat Tahrir Al-Sham no solo disparan a diario contra zonas habitadas, sino que están aumentando su poderío cerca de la línea de contacto con las fuerzas gubernamentales sirias” en Idlib (oeste), ha avisado la portavoz de la Cancillería de Rusia, María Zajárova.

 

Rusia y Turquía acordaron en septiembre crear en Idlib una zona desmilitarizada de 20 kilómetros entre el Ejército sirio y los grupos armados, pero las bandas extremistas siguen fortaleciendo sus posiciones.

Los terroristas también lanzan continuos ataques a las posiciones de las Fuerzas Armadas sirias, a los que el Gobierno responde con bombardeos. Fuentes cercanas al Ejército sirio denuncian que el acuerdo se viola diariamente debido a que Turquía no ha cumplido sus compromisos.

El lunes el Ejército sirio lanzó operaciones contra posiciones terroristas en la ciudad de Al-Tamana, sur de Idlib, en respuesta a sus violaciones de la tregua vigente, y dejó muchos terroristas muertos y heridos.

Salvo Idlib y muy pocas zonas de la provincia oriental de Deir Ezzor, el Ejército sirio ha recuperado todo el terreno perdido tras la ofensiva terrorista.

snz/ncl/ftn/hnb

Comentarios