• El representante de Siria ante las Naciones Unidas, Bashar al-Yafari, habla durante una sesión de la Asamblea Nacional de la ONU.
Publicada: viernes, 10 de noviembre de 2017 23:13

El representante de Siria ante la ONU ha considerado al régimen de Israel como un arma de destrucción masiva que amenaza toda la región de Oriente Medio.

“El pensamiento sionista es un arma de destrucción masiva que está propagando la violencia en toda región”, ha advertido este viernes Bashar al-Yafari, embajador sirio ante la Organización de las Naciones Unidas (ONU).

En un discurso ante la Asamblea General de la ONU, Al Yafari también ha alertado que la falta de cooperación de Israel con la Agencia Internacional de Energía Atómica (AIEA) y la indiferencia ante los llamados para la creación de un Oriente Medio libre de armas nucleares representan una amenaza para la seguridad y la estabilidad de Oriente Medio.

Además, ha denunciado el silencio y la hipocresía de ciertos países occidentales ante el arsenal nuclear del régimen de Tel Aviv y su rechazo a adherirse al Tratado de No Proliferación (TNP).

"Occidente es el que le proporcionó a Israel la tecnología nuclear, al mismo tiempo hizo todo lo posible para desviar la atención de la comunidad internacional y ocultar las armas nucleares israelíes”, ha agregado Al-Yafari.

El pensamiento sionista es un arma de destrucción masiva que está propagando la violencia en toda región”, ha advertido Bashar al-Yafari, embajador sirio ante la Organización de las Naciones Unidas (ONU).

 

Israel, que nunca ha suscrito el TNP, no habla de su programa de armas nucleares ni siquiera admite su existencia. Sin embargo, un correo electrónico filtrado recientemente revela que ese régimen posee unas 200 ojivas nucleares.

Asimismo, un informe del diario The Guardian, indicó que el régimen israelí esconde sus bombas nucleares en las instalaciones nucleares de Dimona, en el sur de los territorios ocupados palestinos, e incluso probó una bomba nuclear hace medio siglo sin enfrentarse a críticas internacionales de ningún tipo.

EE.UU., Francia, Alemania, el Reino Unido y Noruega están entre los países que proporcionaron a Israel los materiales y la experiencia necesarios para desarrollar ojivas nucleares, algo que resulta sorprendente, ya que estos mismos Estados se oponen firmemente a la proliferación nuclear en cualquier parte del mundo.

myd/ctl/mjs/rba

Comentarios