• Kerry: Para acabar con crisis siria se debe negociar con Al-Asad
Publicada: domingo, 15 de marzo de 2015 17:46
Actualizada: domingo, 18 de diciembre de 2016 3:58

El secretario de Estado estadounidense, John Kerry, ha reconocido este domingo que la única solución a la crisis en Siria es negociar con su presidente, Bashar al-Asad.

“Al final tendremos que negociar. Siempre hemos estado dispuestos a negociar en el marco del proceso (de paz) de Ginebra I”, ha dicho el funcionario norteamericano.

Dos rondas de las negociaciones celebradas en Ginebra, Suiza, fracasaron debido a la insistencia de los denominados opositores sirios en la salida de Al-Asad del poder.

En las declaraciones publicadas en el canal ‘CBS’, Kerry ha hecho hincapié en que EE.UU. no cesará en su búsqueda para encontrar una solución política a fin de poner fin al conflicto, que ha entrado en su quinto año.

El mandatario sirio “no quería negociar”, alega el jefe de la Diplomacia estadounidense, llamando a Al-Asad “para entablar una negociación seria” con el fin de ejecutar los resultados de Ginebra I.

En Ginebra II, celebrado en enero de 2014 en la ciudad suiza de Montreux, los participantes trataron de gestionar la formación de un gobierno de transición en Siria teniendo en cuenta las negociaciones pasadas del Ginebra I.

Tras años de enemistad con Damasco, Kerry exige ahora al jefe de Estado sirio para que venga e implemente el Ginebra I, enfatizando en la necesidad de encontrar una vía diplomática respecto al conflicto en Siria.

Además, el secretario de Estado estadounidense ha detallado que para poner fin a esta situación, Washington está conversando con “otras partes interesadas” en el asunto como Rusia, así como la "oposición moderada", a la que Damasco se refiere como terrorista.

A su juicio, el presidente estadounidense, Barack Obama, se ha centrado sobre este tema como un intento para ver qué se puede hacer para cambiar la dinámica en esta situación.

Refiriéndose a lo que está pasando en Siria, Kerry lamenta que “esta sea una de la peores tragedias sobre la faz de la Tierra que cualquiera de nosotros haya visto”, en momentos en que ya son más de 215.000 personas que han muerto durante 4 años del conflicto en el país árabe.

Desde el inicio de la crisis siria, los países occidentales han sido los principales patrocinadores de los grupos armados en el país árabe y han insistido en la salida del poder de Al-Asad.

No se descarta que el Occidente den una gira política respecto al Gobierno sirio casi cuatro años después de que fracasaran por un lado los complots encaminados al derrocamiento de Al-Asad y por otro se reforzaran grupos takfiríes como EIIL (Daesh, en árabe)-gracias al apoyo del Occidente- y que actualmente amenazan la seguridad de sus propios patrocinadores.

zss/ktg