• Un cazabombardero F-16 Fighting Falcon israelí, de producción estadounidense.
Publicada: sábado, 26 de diciembre de 2015 21:22
Actualizada: sábado, 26 de diciembre de 2015 22:55

La aviación israelí ha bombardeado este sábado varias posiciones del Movimiento de la Resistencia de El Líbano (Hezbolá) en Al-Qalamun, suroeste de Siria, cerca de la frontera sirio-libanesa.

Según los reportes, los ataques aéreos se han efectuado sobre al menos siete posiciones de Hezbolá en Al-Qalamun, donde dicho grupo tiene presencia activa y participa en los combates contra grupos terroristas.

No se sabe si estos ataques han dejado bajas y tampoco se sabe la magnitud del daño infligido sobre las posiciones de Hezbolá.

Hasta el momento no ha habido pronunciamiento oficial por parte del Movimiento de Resistencia de El Líbano sobre este incidente y el ejército israelí se ha negado a comentar sobre los ataques al ser preguntado por periodistas, informa el rotativo israelí The Times of Israel.

Sin embargo dicho medio israelí ha confirmado que poco antes de llevar a cabo los ataques, el ejército israelí había publicado un comunicado en el que invitaba a la calma a los israelíes que residen cerca de la frontera con Siria y El Líbano ya que aseguraba que en las próximas horas se llegarían a oír varias explosiones de gran magnitud.

Este suceso ocurre días tras un ataque aéreo perpetrado por el régimen de Tel Aviv en Damasco, la capital siria, que causó la muerte de Samir Kuntar, uno de los principales líderes de Hezbolá.

Tras este incidente el secretario general dicho movimiento de Resistencia, Seyed Hasan Nasrolá, prometió venganza y aseguró que no dejará sin respuesta la muerte de Kuntar.

Miembros del Movimiento de Resistencia Islámica de El Líbano (Hezbolá) transportan el cadáver de Samir Kuntar, un líder del movimiento, a un cementerio en el sur de Beirut, capital libanesa.

 

A menudo las aeronaves israelíes violan el espacio aéreo sirio para atacar posiciones del Ejército sirio o de Hezbolá, que luchan contra los terroristas en el territorio sirio. Estas violaciones del espacio aéreo sirio se producen a pesar de la presencia de sistemas antiaéreos rusos de última generación como el S-400.

hgn/ktg/nal

Comentarios