• Soldados rusos en la ciudad de Balaclava en Crimea, cerca de la frontera con Ucrania. (Foto: Reuters)
Publicada: lunes, 17 de enero de 2022 0:51

Rusia afirma que mantiene a sus fuerzas armadas cerca de la frontera con Ucrania por los movimientos militares de la OTAN y la subida de tensión por Occidente.

El portavoz del Kremlin, Dimitri Peskov, ha informado este domingo que, debido a la tensa situación y a las acciones de la Organización del Tratado Atlántico Norte (OTAN), Moscú se ve obligado a mantener sus tropas en su territorio cerca de la frontera ucraniana.

“Hay tropas rusas en el territorio de la Federación Rusa junto a las fronteras ucranianas. Y nos parece necesario mantener esas tropas allí ante la situación tan tensa y el ambiente tan poco amistoso”, ha señalado Peskov, en una entrevista concedida a la cadena estadounidense de noticias CNN.

Asimismo, ha subrayado que, en una situación en la que la OTAN sigue realizando simulacros militares y moviendo sus equipos de guerra hacia las fronteras rusas, Rusia tiene que “responder y tomar medidas de precaución”, por lo tanto, considera necesario mantener sus militares en dicha región.

 

De acuerdo con el diplomático ruso, Moscú ha estado observando “la invasión gradual” de la Alianza Atlántica en el territorio ucraniano con “su infraestructura, sus instructores, los suministros de armas defensivas y ofensivas”.

Una circunstancia que, según ha remarcado Peskov, ha llevado a Rusia “a la línea roja” y a una situación en la que “no puede tolerar más”.

“OTAN no es una paloma de paz, sino un arma de confrontación”

“La OTAN no es una paloma de la paz, ni de la estabilidad, ni de la prosperidad. La OTAN es un arma de confrontación. Y esta arma de confrontación con cada año comenzó a acercarse más y más a nuestras fronteras”, ha manifestado.

Según el portavoz del Kremlin, la situación actual no se ha desarrollado de la noche a la mañana, sino que lleva décadas desarrollándose. “A nuestro entender, la OTAN es una organización hecha a medida y creada para la confrontación, no para la defensa”, ha agregado.

 

Desde 2014, el Ejército ucraniano ha emprendido una lucha contra los independentistas del Donbás  —región del este de Ucrania y limítrofe con Rusia—. Recientemente, la tensión se ha disparado mientras el Occidente acusa a Rusia de planear una invasión militar a Ucrania a principios de este 2022, argumentando la acumulación militar rusa en la zona.

A su vez, Rusia asegura que dicho despliegue de unidades de su Ejército responde a la necesidad de defensa y disuasión ante la amenaza de un posible ataque por parte de la OTAN y Ucrania, y descarta toda la intención para invadir Ucrania dejando claro que no es parte de este conflicto y acusa al Occidente de incitar a Ucrania a iniciar un nuevo enfrentamiento con los independentistas con el propósito de desestabilizar las fronteras rusas.

nsh/ncl/hnb