• El ministro de Defensa ruso, Serguéi Shoigu (dcha.), junto al presidente Vladimir Putin, Moscú, 24 de diciembre de 2019. (Foto: AFP)
Publicada: miércoles, 25 de diciembre de 2019 2:47
Actualizada: lunes, 27 de enero de 2020 12:15

La Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) mejorará la combatividad de sus fuerzas para el 2022 en una clara orientación antirrusa.

Como ejemplo de la cada vez mayor amenaza que supone la OTAN para Rusia, el ministro de Defensa ruso, Serguéi Shoigú, se refirió el martes al despliegue de radares estadounidenses de defensa aérea en los países bálticos, que “permiten controlar el espacio aéreo de Rusia hasta 450 kilómetros hacia interior”.

Según el titular de Defensa, la situación político-militar se caracterizó en 2019 por un mayor refuerzo del poder militar del Occidente.

El presupuesto militar de EE.UU. para 2020 se aproximará los 750 000 millones de dólares por primera vez. Esto equivale a los gastos militares totales de todos los países del mundo y excede el presupuesto ruso en 16 veces”, dijo Shoigú.

LEER MÁS: EEUU y OTAN evalúan su preparación ante una guerra con Rusia

El ministro también mencionó que la Alianza Atlántica realiza hasta 40 ejercicios militares de envergadura en Europa cada año, con una obvia orientación antirrusa.

 

Para 2022, según Shoigú, el programa militar de la OTAN “cuatro por treinta” ya estará completo. Supone la preparación en el plazo de 30 días de 30 batallones mecanizados, 30 escuadrillas aéreas y 30 buques de guerra. También prevé reducir la preparación de los aviones que portan armas nucleares de 10 días a 24 horas.

Respuesta rusa

Ante estos avances de la OTAN, Shoigú señaló que el despliegue de sus nuevas armas basadas en láser, Peresvet, ya había concluido y esta semana podrán en servicio el primer regimiento de misiles dotado de sistemas Avangard. Además, la Marina de Guerra rusa recibirá siete submarinos nucleares Boréi en 2020, y las fuerzas terrestres, las fuerzas de defensa costera de la Marina de Guerra y las tropas de asalto aéreo incorporarán 565 vehículos blindados modernos y 436 sistemas de cañón-misil, así como sistemas antiaéreos Buk-M3.

La OTAN, encabezada por EE.UU., ha reforzado su presencia militar en Europa del Este, sobre todo, en los países bálticos y Polonia, tras la incorporación de Crimea a la Federación Rusa en 2014.

LEER MÁS: OTAN envía a Rusia “potente señal” con su presencia en Polonia

Rusia advierte de dicha estrategia occidental y, últimamente, de la actividad misilística de la OTAN en sus inmediaciones. De hecho, ha amenazado con tomar represalias por estos actos de militarismo.

lvs/hnb/nii/