• El momento de lanzamiento de un misil terrestre de mediano alcance por EE.UU., Base Aérea Vandenberg, California, 12 de diciembre de 2019. (Foto: AFP)
Publicada: lunes, 16 de diciembre de 2019 2:55
Actualizada: lunes, 16 de diciembre de 2019 3:29

Altos militares rusos han advertido que Estados Unidos tiene planeado probar otros dos misiles prohibidos anteriormente por el tratado nuclear INF.

“En lo que resta del corriente año, Washington tiene previsto ensayar dos nuevos misiles de emplazamiento terrestre: un misil de crucero con un alcance de más de 1000 kilómetros y otro con un alcance superior a 3000 kilómetros”, según ha informado el comandante de las Tropas rusas de Misiles Estratégicos, Serguéi Karakaev, en una entrevista concedida este domingo al diario local Krasnaya Zvezda.

Sus comentarios se producen días después de que el Departamento de Defensa de EE.UU. (el Pentágono) anunciara la prueba “exitosa” de un misil balístico terrestre de alcance intermedio que “voló más de 500 kilómetros” antes de caer en el océano.

El citado ensayo fue restringido anteriormente por el Tratado de Fuerzas Nucleares de Alcance Intermedio (INF, por sus siglas en inglés) que prohibía los misiles balísticos y de crucero con base en tierra con un alcance de entre 500 y 5500 kilómetros, tanto nucleares como convencionales.

El alto cargo militar ruso, no obstante, ha considerado el ensayo del citado misil estadounidense como un armamento ofensivo, resaltando la posibilidad de que estos misiles podrían estar dotados de una carga nuclear.

Ante las nuevas provocaciones de EE.UU., Karakaev ha anunciado también que su país tiene programado probar su misil balístico intercontinental llamado Sarmat, capaz de portar una amplia gama de ojivas de combate, incluidas las hipersónicas de nueva generación

LEER MÁS: Rusia fabricará misiles Sarmat, capaces de burlar escudo de EEUU

 

“Las Fuerzas de Misiles Estratégicos están completamente preparadas para que el nuevo sistema de misiles se ponga en servicio de combate”, ha destacado el general ruso, para después detallar que actualmente se están realizando los preparativos para las nuevas pruebas de vuelo del Sarmat.

La tensión entre las dos potencias mundiales ha tomado un tono aún más retórico después de que el presidente de EE.UU., Donald Trump, anunciara el 2 de agosto, la retirada oficial de su país del pacto INF, firmado en 1987 entre Washington y la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas (URSS), acusando a Moscú de violar sus términos.

LEER MÁS: “Salida de EE.UU. de INF provoca carrera armamentista con Rusia”

LEER MÁS: Gorbachov: Salida de EEUU del Tratado INF provocará caos global

Por su parte, el presidente ruso, Vladimir Putin, advirtió de acciones simétricas, si EE.UU. desarrolla misiles prohibidos en el INF, al tiempo que llama al diálogo para evitar “riesgos” a nivel mundial.

myd/rha/rba