• Un avanzado caza Sujoi Su-35, de fabricación rusa, en pleno vuelo.
Publicada: jueves, 18 de julio de 2019 16:06
Actualizada: domingo, 21 de julio de 2019 22:06

Rusia dice que está dispuesta a ofrecer sus cazas Sujoi Su-35 a Turquía que ya fue excluida del programa F-35 estadounidense por haber adquirido los S-400 rusos.

Turquía desafió a EE.UU. y recibió el pasado viernes el primer lote de los sistemas de defensa aérea ruso S-400. La puesta en práctica de la decisión de Ankara supuso el tiro de gracia y obligó a la Casa Blanca confirmar ayer miércoles el cese de la participación de Turquía en el programa de los F-35. Ankara ha denunciado la medida.

LEER MÁS: Turquía: EEUU perjudica lazos bilaterales por el caso F-35

El director general de la corporación estatal rusa Rostec, Serguéi Chemézov, ha indicado este jueves que su compañía está dispuesta a discutir las entregas de los Su-35 a Turquía, si Ankara desea sellar un nuevo acuerdo con Moscú para estos avanzados aviones de combate para sustituir los F-35 estadounidneses.

“Si nuestros socios turcos están interesados, nosotros estamos preparados para discutir las entregas de los Su-35”, ha afirmado Chemézov, según citan los medios locales.

El dirigente de Rostec de esta manera ha reiterado la oferta que había propuesto en mayo pasado. Entonces, había precisado que Ankara estaba decidida a respetar el acuerdo del 2017 para comprar los sistemas antimisiles rusos S-400 pese a las “sin precedentes” presiones de EE.UU., y por ello, Moscú estaba dispuesto a “apoyar” Turquía.

Al respecto, una fuente militar turco ha indicado en la misma jornada del jueves a la agencia rusa de noticias Sputnik, que el presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, probablemente estudiará la oferta, que podría crear aun más brechas entre Ankara y Washington como socios de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) , liderada por EE.UU.

Si nuestros socios turcos están interesados, nosotros estamos preparados para discutir las entregas de los Su-35”, ha afirmado el director general de la corporación estatal rusa Rostec, Serguéi Chemézov.

 

Ankara, un aliado de EEUU que elige a Rusia

Erdogan ha anunciado que todos los sistemas de defensa de misiles rusos recibidos por su país se desplegarían completamente en abril de 2020, y que Ankara intentó producir los sistemas de defensa de misiles conjuntamente con Moscú.

De hecho, Turquía es el primer país miembro de la Alianza Atlántica que ha sellado un contrato con Rusia para adquirir sus sistemas de defensa antiaérea y esto no le ha gustado nada ni al bloque militar occidental ni a EE.UU., en particular.

Ankara sostiene que necesita las armas rusas para defenderse de los “rebeldes” kurdos y terroristas, a quienes considera la principal amenaza a su soberanía territorial. Sin embargo, conforme a distintos analistas, el despliegue de los S-400 rusos en Turquía no estará exento de problemas, ya que estos sistemas no se podrán integrar al resto de sistemas de defensa antiaérea de la OTAN y, dado el emplazamiento estratégico de Turquía en el flanco oriental de la Alianza Atlántica, es, en realidad, un asunto problemático.

LEER MÁS: Turquía tilda de ‘injusta’ resolución de EEUU sobre compra de S-400

LEER MÁS: EEUU deja de entrenar a pilotos turcos de F-35 por compra de S-400

Además, Turquía busca, al mismo tiempo, agenciarse de varios F-35, siendo estos los aviones de guerra más avanzados de todo el arsenal estadounidense. En este sentido, a Washington le preocupa que, “si Turquía opera tanto con los F-35 como con los S-400, los rusos pudieran hacerse con una información crucial que les permitiría entender mejor las características del funcionamiento del avión y, por lo tanto, cómo poder batirlo”, por eso amenazan con suspender el programa con el país euroasiático, de acuerdo con el corresponsal para temas diplomáticos y de seguridad de la cadena británica BBC Jonathan Marcus.

ask/krd/rba

Comentarios