• Fuerzas iraníes desplegadas en el estrecho Ormuz, sur de Irán, en el marco del Día Nacional del Golfo Pérsico, 30 de abril de 2019. (Foto: AFP)
Publicada: sábado, 15 de junio de 2019 8:06

Los “deliberados” intentos para aumentar la tensión en el mar de Omán tienen sus raíces en la política de iranofobia de EE.UU., denuncia la Cancillería rusa.

La Cartera rusa se refería a los intentos de EE.UU. de inculpar a Teherán de tener algo que ver con las explosiones ocurridas el jueves en dos buques cisterna Front Altair y Kokuka Courageous, con pabellón de las Islas Marshall y de Panamá, respectivamente, a 25 millas del puerto iraní de Yask, en la provincia de Hormozgan (sur).

“Estamos preocupados por las tensiones en el mar de Omán. Hemos notado intentos deliberados de aumentar las tensiones incentivadas a gran escala por la política de iranofobia de EE.UU.”, señaló el Ministerio de Asuntos Exteriores en un comunicado emitido el viernes.

Moscú, aunque “condena rotundamente cualquier ataque sea quien sea su autor”, considera “inaceptable” precipitarse a sacar conclusiones apresuradas y culpar a otros sin esperar a los resultados de una investigación “Internacional, cabal e imparcial” que se realizará al respecto, añadió.

La Cancillería aprovechó la ocasión para “agradecer a las autoridades iraníes” por participar inmediatamente en las operaciones de socorro de los tripulantes de los buques siniestrados, que incluían 11 marineros de nacionalidad rusa.

LEER MÁS: Irán rescata a 44 tripulantes de buques afectados en mar de Omán

LEER MÁS: ¿De dónde son marineros que rescató Irán de petrolero siniestrado?

Estamos preocupados por las tensiones en el mar de Omán. Hemos notado intentos deliberados de aumentar las tensiones incentivadas a gran escala por la política de iranofobia de EE.UU.”, señaló el Ministerio ruso de Asuntos Exteriores en un comunicado.

 

En alusión a la situación caótica que reina en la región del Oriente Medio, la Cancillería rusa hizo énfasis en que el diálogo es la única vía para “impedir” el empeoramiento de dicha situación. “No hay otra alternativa (…) Llamamos a todas las partes (implicadas en la tensión) que muestren contención”, recalcó.

La Casa Blanca, que ha ampliado las hostilidades contra Teherán para presionar la República Islámica, intenta convencer al mundo de que Irán está detrás de los incidentes que han sucedido recientemente en las aguas del sur del país persa y, al respecto, ha presentado, incluso, imágenes poco creíbles para justiciar sus argumentos.

Sin embargo, las acusaciones infundadas de la Administración del presidente estadounidense, Donald Trump, tampoco han podido convencer a los propios estadounidenses.

LEER MÁS: Sanders: EEUU justifica ataque a Irán con sucesos en mar de Omán

LEER MÁS: “El mundo desconfía versión de EEUU sobre ataques en mar de Omán”

LEER MÁS: Tripulación de petrolero siniestrado contradice el vídeo de EEUU

Pese a los infundios de la Administración de EE.UU. aún no se sabe si lo que ocurrió en el mar de Omán fue un mero accidente o un sabotaje como lo que sucedió el pasado 12 de mayo con las explosiones en buques de carga de los Emiratos Árabes Unidos (EAU) en Al-Fuyaira, en que fueron detectadas las huellas del régimen de Israel.

Sobre los incendios en el mar de Omán, el canciller iraní, Mohamad Yavad Zarif, estimó ayer que se trata de “un plan B del Equipo B”, consistente en “la diplomacia de sabotaje”.

Con “el Equipo B”, el ministro iraní se refería al asesor de Seguridad Nacional de EE.UU., John Bolton; el príncipe heredero saudí, Muhamad bin Salman Al Saud; su homólogo emiratí, Muhamad bin Zayed Al Nahyan; y el primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, apodado “Bibi”.

ask/krd/hnb

Comentarios